Importancia de Esparta

Reconocida históricamente como una de las ciudades o polis más importantes de la Antigua Grecia, Esparta supo liderar y destacarse como una realidad bien concreta, una ciudad donde el valor y el coraje sobresalían y donde la tradición marcaba el rumbo de la sociedad.

Orígenes y nacimiento de la ciudad

Como Atenas o Tebas, Esparta fue una polís griega que se desarrolló en la Antigüedad con enorme poder. Ubicada al sur de la península del Peloponeso, Esparta se estableció siempre como una ciudad estado independiente que tuvo sus gobernantes propios así también como sus tradiciones y elementos culturales distintivos.

Si bien no existen hoy más que restos de lo que fue aquella ciudad gloriosa, hay numerosos documentos o registros que nos prueban que esta polis griega fue fundada por los dorios, un pueblo de origen indoeuropeo que llegó a la región y arrasó con las débiles poblaciones que se ubicaban en el lugar. Esto ocurrió aproximadamente en el siglo X a. C., pero no sería hasta mucho después, en el siglo V a. C. que Esparta se convertiría en la ciudad poderosa que alguna vez fue. Entre un período y otro, los gobernantes de la ciudad se caracterizaron por desarrollar un importante ejército así como alianzas o guerras con los pueblos vecinos a los que, en su mayoría, terminaron venciendo.

La idiosincracia espartana como un elemento distintivo de la cultura griega

Si bien cuando uno piensa en la cultura de la Antigua Grecia inmediatamente reconoce a Atenas y a su estilo de vida, la realidad es que Esparta ha sido también un elemento central en la consolidación de la idiosincracia griega. Esta ciudad tuvo como principal característica una organización social jerárquica muy estructurada y rígida que se reproduciría en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Los que estaban en el poder, aquellos a los que se denominaba homoioi, eran los poderosos, únicos que podían gobernar. Luego encontramos a los periecos, hombres libres, y finalmente a los ilotas o esclavos. Esparta nunca desarrolló un gobierno democrático sino que se organizó bajo gobiernos oligárquicos o diárquicos en los cuales dos reyes compartían el poder. Al mismo tiempo, uno de los rasgos más llamativos de Esparta fue su tradición bélica y la educación militar firme y rígida que recibían los homoioi desde muy pequeños y por el resto de sus vidas.

El enfrentamiento con Atenas: dos mentalidades diferentes

Aunque tanto Esparta como Atenas formaron junto a otras polis el espacio griego de la Antigüedad y compartían muchos elementos culturales, la realidad es que entre estas dos ciudades a veces se hace difícil encontrar paralelismos.

Por un lado, los atenienses siempre se interesaron por desarrollar las habilidades de la mente, el intelecto y el arte, por eso allí nació la filosofía, el teatro o se perfeccionaron algunas artes. Por otro lado, Esparta y Atenas siempre compitieron por el poder de la región y esto terminaría por resolverse cuando, al ganar la guerra del Peloponeso, Esparta venciera militarmente a Atenas y la subsumiera en un período de decadencia.

Imágenes: Fotolia. David.C.Azor - Seamartini - Xunantunich


 
 

Relacionado

  • Juegos Olímpicos

    Juegos Olímpicos

  • Símbolos Patrios

    Símbolos Patrios

  • Autocracia

    Autocracia

  • Independencia

    Independencia

  • Art Nouveau

    Art Nouveau

  • Imperio Romano

    Imperio Romano

  • Comentarios


    Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
     

    Recomendamos