Importancia.org

Importancia de la Narración




narracionPara comunicarse, las personas utilizan diferentes maneras de decir y expresarse. Y una de ellas es comunicarse narrando, lo cual supone hacerlo de acuerdo a algunas características en particular, que la diferencian de otras "maneras de decir". En la narración, se cuenta un hecho de manera cronológica, es decir, tal como ha ocurrido a través del tiempo, mediante el cual seguramente se han ido sucediendo diferentes acciones que dan cuerpo al hecho o suceso en general.

Por ejemplo, yo quiero contar que hoy mi día laboral fue bastante complicado: seguramente, comenzaré por contar que se retrasó el autobus y llegué tarde, luego tuve algunas discusiones con un compañero de trabajo, y finalmente, tuve que quedarme a realizar trabajo extra y terminé mi jornada laboral mucho después de lo debido. Esa sucesión de acciones, conforman un hecho en general: un mal día en el ámbito laboral.

Ahora bien, a esta narración yo la puedo contar oralmente, o también puedo escribirla, y entonces será una narración escrita. Cuando algunos piensan en una "narración escrita" quizás imaginen en un cuento o una novela, es decir, en un libro, pero en la actualidad, cualquier persona puede hacer una narración sobre cualquier hecho o suceso y publicarla por ejemplo en su perfil de Facebook.

En general, la narración tiene partes que conforman su estructura: una situación inicial, donde se expone quién o quiénes son los proagonistas de la narración, dónde ocurrió, en qué tiempo, etcétera; luego, el nudo o conflicto, que es la parte donde se desarrollan la mayoría de las acciones que después darán espacio a la situación final, donde se produce el desenlace de la narración. En las narraciones, el desenlace o final puede ser eufórico (el clásico “final feliz” de las historias), cuando el protagonista logra resolver el conflicto del nudo y volver a la situación inicial, aunque a veces transformada; o bien un final disfórico, cuando el protagonista se rinde ante los conflictos del nudo, y no logra superarlos.

A su vez, las narraciones pueden tener distintos tipos de narradores, que no tienen nada que ver con quien sea el autor de la historia. Por ejemplo, puede presentar un narrador protagonista, que es quien cuenta la historia y a su vez quien la vive (narrado en primera persona: yo-nosotros-nosotras); narrador omnisciente que conoce y sabe todo acerca de los personajes, lo que viven y lo que sienten (narrador en tercera persona él-ella-ellos-ellas); narrador testigo, conoce los sucesos, pero no lo que sienten los personajes, y no es parte de la historia (narrador tanto en primera persona como en tercera persona).

>> Siguiente - Importancia >>


Si te gusta la nota, colabora con un Me Gusta :)


por Profesores en Importancia

2002 a 2013 · Prohibida la reproducción sin consentimiento - Privacidad