Importancia.org

Importancia del Software




La palabra software se refiere a las instrucciones que se incorporan a un sistema informático para que este lleve a cabo una determinada función. Partiendo de esta sencilla definición, el campo que se esconde detrás es inmenso, porque engloba desde pequeñas aplicaciones para llevar a cabo tareas muy específicas, a archiconocidos sistemas operativos con capacidad para realizar miles de funciones.

El software es imprescindible para cualquier sistema informático o basado en informática, puesto que sin él, este no funcionaría. Es el software quien dá las órdenes, quien indica que debe hacer cada máquina con sus elementos, cuando y como. Un ordenador sin software sería simplemente un conjunto de chips, cables, periféricos e interruptores totalmente inerte y sin función alguna. Es el software quien ordena todo ese material, lo reconoce, le asigna una función según sus características, y permite que funcione todo en su conjunto. Imaginaos una orquesta tocando una pieza: el director sería la parte central del ordenador, los músicos, el hardware periférico, y el software, la partitura de esa pieza. Está claro que sin partitura no habrá música, pero también que sin músicos tampoco. Continuando el símil, si en el caso de las partituras son los compositores quienes las crean, en el caso de la informática son los programadores, quienes diseñan el software para que cumpla con la función deseada. En grandes programas, como por ejemplo los sistemas operativos, existen equipos de cientos y miles de personas que trabajan en ellos durante largos periodos de tiempo, sobre todo debido a su complejidad. Y de hecho empresas como Apple, Microsoft, Google… son básicamente empresas dedicadas al software y su desarrollo, lo cual nos permite hacernos una pequeña idea del valor del software. Contra esta corriente de grandes empresas que obtienen beneficio económico del software, hay una corriente mundial que aboga por el software libre o gratuito, pero bueno, esa es otra historia.

Resumiendo y volviendo al hilo principal, el software controla al hardware, aunque evidentemente sin este último el software tampoco puede funcionar. De hecho cada software suele ser específico para determinados equipos o máquinas. Si intentas ejecutar un software para una centralita de coches en un ordenador, no encontrará ni los mandos de las puertas, ni los elevalunas, ni el climatizador, y por tanto te dará errores, si es que llega a ejecutarse. Un software adecuado es de vital importancia, pues, para llevar a cabo la tarea que se quiere hacer de modo correcto. Cuando un software no funciona bien en un determinado hardware, se habla de incompatibilidad entre ambos.

La importancia del software radica también en que permite una comunicación entre el usuario y la máquina, e incluso una interacción entre ambos. Pongamos otro ejemplo muy sencillo; ahora mismo, escribiendo esto, al pulsar un botón del teclado, se activa automáticamente una serie de órdenes, que permiten identificar que botón se ha pulsado, traducirlo a lenguaje de máquina, mostrarlo en pantalla para el usuario y almacenarlo. Así, el software que tengo instalado en mi ordenador se ha ocupado de todo eso ante un simple gesto mío. Y esa es precisamente otra de sus grandes funciones: facilitar las tareas a los usuarios. Gracias al software podemos ejecutar tareas que hace décadas hubiesen llevado años de trabajo, y ello ha supuesto sin lugar a dudas una revolución mundial en la sociedad moderna. Está tan presente en nuestra vida cotidiana, que muchas veces pasa desapercibido que no sólo tenemos programas y aplicaciones en los ordenadores, sino que la mayor parte de los electrodomésticos, coches, mandos… llevan su propio software (más o menos simple) incorporado.

>> Siguiente - Importancia >>


Si te gusta la nota, colabora con un Me Gusta :)


por Profesores en Importancia

2002 a 2013 · Prohibida la reproducción sin consentimiento - Privacidad