Importancia.org

Importancia del Temperamento




temperamentoSe denomina temperamento a la manera o modo por el cual una persona interactúa con su entorno. Precisamente, temperamento proviene de temperamentum, palabra en latín que significa “medida”. En este sentido, el temperamento se relaciona con la personalidad de cada individuo, y puede ser hereditario, siendo poco vulnerable a influencias de factores externos, sólo pudiendo moldear el temperamento si estas influencias externas son muy intensas o se repiten constantemente en el tiempo. Respecto a esto, debemos decir que el temperamento, como integrante de la personalidad de una persona, moldeará el carácter, atributo del ser humano que sí puede ser transformado o influenciado por el ambiente exterior.

El temperamento suele no ser influenciado por el ambiente, en cuanto se trata de una naturaleza general de la personalidad de un individuo, y que está basado en las características del sistema nervioso, relacionado con el sistema endocrino, el cual genéticamente determina rasgos físicos, pero también rasgos psicológicos. De este modo, así como nuestras características físicas nos definen como seres únicos, también nuestros rasgos psicológicos, nos definen como tales. Por esto, nos diferenciamos de todas las demás personas por nuestra manera de actuar, de reaccionar ante algún hecho, suceso o circunstancia determinada, pero teniendo capacidad para consensuar y armonizar con todas esas demás personas.

En la actualidad, el estudio del temperamento es parte de la psicología, y mediante diferentes técnicas, se les ha atribuido un gran valor, pudiendo realizar sesiones de terapia donde reconocer e identificar las características de nuestro temperamento y potenciar los atributos positivos de éste en beneficio del desarrollo personal. Sin embargo, en la psicología antes del siglo XX, también el temperamento fue in objeto de estudio importante, siendo identificado en la Antigüedad, algunos tipos de temperamentos: el sanguíneo, por el cual los individuos tienen humor muy variable; el melancólico, que define a las personas como soñadoras o tristes; temperamento coléricos, personas cuya voluntad es fuerte y demuestran sentimientos impulsivos; flemáticos, que moldea a las personas como apáticas y a las cuales les cuesta afrontar o tomar decisiones.

Pávlov, fisiólogo y estudioso del siglo XIX y XX, afirmó que las características del temperamento, están condicionadas por el sistema nervioso, que posee tres características esenciales: fuerza, equilibrio y velocidad de correlación. De este modo, la combinación de estas tres características, originan un tipo y otro de temperamento: por ejemplo, si el sistema nervioso es equilibrado y a su vez rápido, el temperamento del individuo será sanguíneo, mientras que si el sistema nervioso es equilibrado pero lento, el temperamento será flemático.

>> Siguiente - Importancia >>


Si te gusta la nota, colabora con un Me Gusta :)


por Profesores en Importancia

2002 a 2013 · Prohibida la reproducción sin consentimiento - Privacidad