Importancia del Aceite de Oliva

El cultivo del olivo se remonta a la antigüedad. Las propiedades de este pequeño árbol son conocidas desde hace miles de años, tanto desde un punto de vista alimenticio como curativo.

Si bien el árbol es originario de los países mediterráneos, en la actualidad su cultivo se ha extendido por todas las latitudes.

El aceite de oliva está compuesto mayoritariamente por un ácido graso monoinsaturado conocido como ácido oleico. Las personas que lo consumen habitualmente tienen normalmente una vida más saludable.

Con dos cucharadas diarias se producen evidentes beneficios para la salud

- Ayuda a detener el envejecimiento natural del organismo, pues se trata de una sustancia especialmente rica en antioxidantes (contiene polifenoles que ayudan a combatir la oxidación celular).

- Es una fuente de vitaminas, especialmente la vitamina E y K. Los expertos en nutrición afirman que al ingerir dos cucharadas de aceite de oliva al día se obtienen los beneficios de ambas vitaminas.

- Según varios estudios, fortalece los huesos y previene la osteoporosis.

- Se reduce significativamente el riesgo de desarrollar el colesterol malo.

- Los antioxidantes que posee favorecen el flujo sanguíneo, especialmente en las piernas. En este sentido, se reduce la sensación de cansancio tan habitual en las extremidades inferiores.

- El aceite de oliva protege el corazón y ayuda a evitar la formación de placas en arterias y venas. Por lo tanto, con un correcto consumo se previenen las enfermedades cardíacas.

- Está demostrado que mejora los niveles de azúcar en la sangre y este aspecto resulta fundamental para prevenir la diabetes.

En la cocina y en los tratamientos estéticos

Los expertos en dieta aconsejan una serie de pautas en relación a su consumo. Es aconsejable emplearlo como aliño en las ensaladas, sobre el pescado, en los platos de pasta o acompañando a un trozo de pan tostado.

El aceite de oliva se viene utilizando desde hace miles de años para fabricar jabones y productos destinados al cuidado de la piel. En la actualidad, muchas cremas hidratantes para el rostro y las manos y champús para el cabello contienen esta sustancia. Por otro lado, las hojas del olivo se han empleado desde tiempos inmemoriales por sus efectos diuréticos y antioxidantes.

Imágenes: Fotolia. alhontess - baluchis


 
 

Relacionado

  • Antioxidantes

    Antioxidantes

  • Girasol

    Girasol

  • Buena Alimentación

    Buena Alimentación

  • Ácido Fólico

    Ácido Fólico

  • Levadura

    Levadura

  • Hortalizas

    Hortalizas

  • Comentarios


    Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
     

    Recomendamos