Importancia del Acuerdo de París

Siendo el cambio climático una de las preocupaciones más fuertes y profundas en la actualidad, los distintos países del planeta han desarrollado diferentes opciones de trabajo que tenga por objetivo proteger la naturaleza y el medio ambiente en el que todos vivimos. Entre estos elementos encontramos al Acuerdo de París, un acuerdo firmado por la gran mayoría de los países del mundo que tiene por objetivo principal trabajar para eliminar o recortar la emisión de gases contaminantes, entre otras cosas.

El origen del Acuerdo y las necesidades urgentes de plantear cambios a la producción mundial

Podemos decir que la conciencia sobre el medio ambiente y el cambio climático es un fenómeno muy reciente. Es en la década de 1970 cuando comienza a hablarse del desgaste de nuestro planeta a nivel masivo (es decir, fuera del ámbito científico) y desde entonces esa conciencia ha crecido cada vez más. Sin embargo no fue, lamentablemente, hasta el año 2015 que esa preocupación y los intentos de mejorar las condiciones de vida de la flora y fauna del planeta han logrado hacerse reales.

En el mencionado año, casi doscientos países firmaron el Acuerdo de París que se firmó justamente en esa ciudad. El principal objetivo de este acuerdo, uno de los de mayor envergadura en la historia, fue proponer estrategias en todas partes del mundo para que la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero se reduzca o elimine por completo. Esto se solicita principalmente a los grandes países desarrollados que a partir de la actividad industrial generan esos gases en mayor medida.

Nuevas estrategias productivas y un gran retroceso

El principal elemento del Acuerdo de París es observar a mediano plazo una cada vez mayor reducción en el uso de energías contaminantes. En este sentido, se plantea trabajar en esta observancia hacia el año 2020, de modo de que los cambios se puedan llevar a cabo realmente y que no queden en meras intenciones.

Entre los cambios que se proponen encontramos principalmente la renovación de las energías utilizadas especialmente en la producción industrial, responsable en la mayor parte de la contaminación mundial. Así, el uso de energías renovables es esencial para comenzar a mitigar la generación de agujeros en la capa de ozono y la consiguiente elevación de la temperatura.

Ante estas propuestas de central importancia para asegurar futuro al medio ambiente del cual todos somos parte, en el año 2017 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió que el país que gobierna se retiraría del pacto sosteniendo la imposibilidad de llevar a cabo tales estrategias de producción sustentables y esto ha sido visto mundialmente como un gran retroceso, especialmente si se tiene en cuenta que Estados Unidos es uno de los países más contaminantes del planeta.

Imágenes: Fotolia. Elnur - Darwel


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos