Importancia de los Adjetivos

AdjetivosLos humanos somos animales lentos en comparación con el guepardo, el conejo o el ciervo. Nuestra fuerza es muy inferior a la que tienen elefantes, rinocerontes o hipopótamos. Emocionalmente podemos ser superados por la fidelidad y el amor incondicional de un perro. Solamente en el lenguaje somos claramente superiores.

Los adjetivos son palabras especiales, pues gracias a ellos podemos saber cómo es una persona, si un objeto es de alguien o no, si estamos cerca o lejos de algo, si somos primeros, segundos o terceros. En pocas palabras, hay un adjetivo para cada situación.

Aliados del sustantivo

Todo lo que nos rodea tiene una dimensión u otra dependiendo de la intervención de los adjetivos calificativos. Las cosas son bonitas o feas, las personas agradables o desagradables, los animales peligrosos o inofensivos.

No podemos decir nada sobre una cosa, persona o ser vivo si no recurrimos a un adjetivo calificativo. Algunos sirven para describir de manera positiva y elogiosa y otros para todo lo contrario.

Lo mío, lo tuyo y lo suyo

Las palabras que usamos para indicar posesión son los adjetivos posesivos. Gracias a ellos sabemos identificar que esto es mío, tuyo o suyo. Se colocan antes o después del sustantivo (aquel es mi perro o ese libro es mío).

Hablando de distancias entre objetos y personas

Los adjetivos demostrativos sirven para comunicar a qué distancia nos encontramos de algo o alguien. Si digo que esta mesa está sucia estoy indicando que dicho objeto se encuentra a poca distancia, mientras que si afirmo que aquel vecino es un antipático estoy diciendo que la persona mencionada se encuentra muy alejada de mi posición.

Los indefinidos

Facilitan información de manera imprecisa sobre el sustantivo al que acompañan. Si digo que cualquier día voy a verte no estoy diciendo nada concreto. Si comento que tengo mucho o poco dinero tampoco facilito una información precisa sobre mi economía.

Al afirmar que cada persona es diferente no me refiero a nadie en particular. Si digo a un amigo que hablaremos otro día, no se sabe cuándo será ese día. La indefinición es la característica de estos adjetivos.

Poniendo un poco de orden numérico

Los adjetivos numerales dan información precisa sobre cuestiones cuantitativas. Los usamos para contar cosas o personas. Mientras los indefinidos son inconcretos, estos dicen algo de manera precisa (cien soldados, un amigo o cuatro hijos).

Por otra parte, los adjetivos numerales cardinales permiten ordenar situaciones de tipo numérico (es mi vigésimo cumpleaños). Los adjetivos numerales partitivos indican de qué parte de algo estamos hablando (un tercio de mi riqueza o la mitad de la comida).

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos