Importancia de la Administración

Una familia, una empresa, un municipio o un país tienen algo en común, pues en todos los casos nos encontramos ante un conjunto de individuos que comparten algún tipo de vínculo. Otro aspecto relacionado con todas estas formas de organización social es la administración, ya que sin un sistema de gestión u organización es inviable la buena marcha de cualquier grupo humano.

En el ámbito de la familia

En el seno de un hogar se hace totalmente necesario llevar un cierto control administrativo.

A partir de unos ingresos económicos, la unidad familiar debe gestionar diversas cuestiones: un control de tipo económico para evitar el endeudamiento, una planificación relacionada con los impuestos y algún sistema de ordenación de algunos documentos importantes (contratos, hipotecas, facturas...).

En el mundo empresarial

Si bien cada empresa tiene una forma jurídica determinada y un tipo de negocio, en todas hay que llevar un sistema administrativo. Esto implica controlar y supervisar un amplio abanico de aspectos: contabilidad y finanzas, clasificación de documentos, comunicación interna y externa, etc. En pocas palabras, no existe una empresa sin su correspondiente dimensión administrativa.

En una nación

Un estado es un conjunto de instituciones públicas al servicio de una sociedad. En ocasiones se emplea la palabra administración para referirnos a todos los organismos del estado. Al margen de las palabras que utilicemos, hay algo evidente: toda nación tiene una compleja estructura administrativa.

Al igual que ocurre en una familia, el estado tiene un presupuesto anual y a partir del mismo se articula una estructura administrativa relacionada con distintas esferas (educación, sanidad, defensa, infraestructuras...).

Una buena administración

Si tomamos como referencia el ámbito empresarial, se hace imprescindible la optimización de todos los recursos, ya sean humanos, materiales o de cualquier otra índole.

De manera simplificada podríamos decir que una correcta administración se fundamenta en cuatro aspectos generales: planificación, organización, dirección y control.

Según los gurús empresariales, un buen administrador es aquel que interpreta adecuadamente el entorno que le rodea, sabe adaptarse a los cambios que se producen y adopta una actitud proactiva a la hora de afrontar nuevos retos.

En contraposición a la parte del sector administrativo de una compañía encontramos a los empleados que actúan como operarios, ejecutando las distintas acciones que van desde atención al cliente hasta las actividades que requieren mayor esfuerzo en particular, buscando controlar y establecer además distintos objetivos.

Otra de las misiones está ligada a la construcción de acciones conjuntas de distintas áreas de una compañía o grupo en particular para lograr un objetivo en común, coordinando las distintas tareas y estableciendo los variados sectores de trabajo que permiten arribar a una mayor productividad y un mejor aprovechamiento de los recursos con los que cuenta una compañía o un grupo social en particular.

Recapitulando

Toda estructura social intenta cubrir unas necesidades básicas y para que estas sean satisfechas de manera eficaz se requiere de una gestión administrativa. De lo contrario, se impone la ineficacia y el desorden.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos