Importancia de la Adolescencia

Como etapa intermedia entre la niñez y la madurez, la adolescencia presenta algunos rasgos generales comunes en la mayoría de individuos. Es un período de cambios fisiológicos significativos, los cuales afectan también al aspecto psicológico de la persona. En esta etapa tienen lugar las primeras relaciones afectivas y sexuales.

Desde un punto de vista emocional, muchos jóvenes experimentan sentimientos conflictivos, por ejemplo el rechazo a la autoridad de los padres o problemas de adaptación en el centro educativo.

La adolescencia puede ser un periodo convulso y al mismo tiempo estimulante

Psicológica y socialmente el adolescente experimenta cosas nuevas en su vida. Así, empieza a salir en compañía de sus amigos y no de sus padres, toma decisiones sobre su propia imagen y comienza a utilizar estrategias que más adelante desarrollará en la vida como persona adulta. Se podría decir que en esta fase se inicia un nuevo rumbo vital.

Como es lógico, en este camino se cometen errores, pues el joven no tiene experiencia y fácilmente se deja influir por los demás. A pesar de los posibles errores que se puedan cometer, en la adolescencia se experimenta algo único e irrepetible. A ese algo único lo podemos llamar "la primera vez".

El amor y la atracción sexual, el temor ante el futuro o la inseguridad por la propia imagen son vivencias que normalmente se experimentan por vez primera en la adolescencia. Este choque inicial con la realidad tiene generalmente un sabor agridulce. Es agrio porque genera dudas y sufrimiento, pero al mismo tiempo puede ser dulce y gratificante porque el individuo descubre en su interior una nueva dimensión de sí mismo.

La adolescencia vista desde la perspectiva del adulto

Cuando hombres o mujeres se convierten en adultos, suelen ver su propia adolescencia con una perspectiva singular. El adulto se extraña de algunas cosas que hizo con 13 u 14 años, le parecen inexplicables ciertas pasiones y obsesiones y es muy probable que no se reconozca a sí mismo en el adolescente que fue.

Más allá de los recuerdos del pasado, el hombre y la mujer valoran su periodo de adolescencia como una etapa de efervescencia emocional. Al recordar se recrean vivencias claves en la propia historia del individuo. Aquellos momentos quedan grabados en la memoria y no se olvidan nunca.

Una etapa de retos y de riesgos

El adolecente tiene ante sí una serie de retos personales, especialmente los sueños que desea alcanzar cuando se convierta en adulto. Al mismo tiempo, su inmadurez le puede llevar a tomar decisiones arriesgadas (la afición por hábitos poco saludables o relaciones personales peligrosas).

Para que sus sueños se cumplan y para evitar los riesgos es muy conveniente que todo adolescente cuente con el apoyo de su familia.

Imágenes: Fotolia. katarinka81 - totallyjamie


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos