Importancia de la Adopción

adopcionTener un hijo es un deseo que muchas parejas tienen. El deseo de tener un hijo puede tener mucha fuerza como refleja el instinto maternal. Por ello, la imposibilidad de tener descendencia de forma natural produce altos niveles de frustración, dolor y tristeza. Por suerte, existen alternativas posibles para que si una pareja quiere tener hijos, pueda tenerlos. La adopción es una de las vías posibles en cuyo caso, los padres adoptivos a través de un vínculo de tipo jurídico establecen una relación familiar con un niño que es dado en adopción.

La adopción aporta mucha esperanza desde una doble perspectiva. Por un lado, los padres que quieren tener hijos, pueden formar una familia a través de la adopción. Del mismo modo, muchos niños pueden crecer en un hogar feliz al ser amados, respetados y queridos por sus padres adoptivos. Las parejas que quieren adoptar un hijo tienen que superar una serie de requisitos previos para comprobar que están preparados para asumir la responsabilidad de adoptar a un hijo, educarle y darle amor.

Estos requisitos tienen como objetivo velar por el bienestar de los niños para garantizar la seguridad de que entran a formar parte de una familia idónea. El proceso de adopción suele ser lento desde que los padres realizan los trámites de solicitud hasta que finaliza el proceso por lo que es frecuente sentir incertidumbre, frustración y ansiedad ante las altas expectativas depositadas en la idea de la adopción.

Una pareja que quiere adoptar un niño debe iniciar los trámites legales pertinentes para poder lograr su objetivo. Una vez que los padres reciben a un niño en adopción, entonces, tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier padre o madre que ha tenido un hijo de forma natural. La adopción es un acto de amor y de responsabilidad a través del que una pareja asume un compromiso para toda la vida con un niño.

La información de que un niño es adoptado también puede desencadenar en el niño una serie de interrogantes. Por ejemplo, son muchas las personas adoptadas que en la etapa adulta deciden buscar sus orígenes ante el deseo de conocer a sus padres biológicos. Sin embargo, también existen muchas personas que no desean conocer a sus padres biológicos, cada caso es diferente.

Tener un hijo es un acto de amor siempre. La relación que existe entre los padres y un hijo adoptivo muestra que la fuerza del cariño es infinita porque los padres adoptivos son luchadores, aman de forma incondicional y quieren lo mejor para su hijo.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos