Importancia de los Árboles

Aportan oxígeno, absorben malos olores y agentes contaminantes, son fuente de alimento para los seres humanos, los animales, y otros organismos vivos, colaboran en refrescar los veranos, nos protegen del sol y por ende de las enfermedades que este provoca, filtran y reducen la velocidad del viento, son fuente de recursos económicos, permiten la obtención de materias primas fundamentales como la madera y el papel.

Fuentes de oxígeno y nutrición para el suelo

Rotundamente despliegan un rol clave y a favor de la protección del medio ambiente a través del proceso de la fotosíntesis que proporciona gran parte del oxígeno que necesitan los seres vivos para vivir, y al mismo tiempo, su capacidad de eliminar el dióxido de carbono, letal para seguir aumentando el calor de la atmósfera.

Son los protectores por excelencia de otra parte sustancial de nuestro planeta como es la superficie del suelo, porque sus ramas y hojas, naturalmente preparadas para ello, reducen el impacto de la erosión a causa de las precipitaciones, y además permiten que el agua de lluvia penetre profundamente en él nutriéndolo.

En lo que respecta a la alimentación, existen una gran cantidad de especies hervíboras que aprovechan sus frondosos ramajes para poder alimentarse correctamente, inclusive muchas de ellas que son Trepadoras los utilizan como hábitat natural, además de las aves y otros animales que pueden utilizar a los árboles como hogar y refugio, mediante el armado de los nidos que justamente, son construidos en base a ramas y hojas.

Transmisores de paz y naturaleza

Y como si no fuese suficiente con toda esta actividad que despliegan de manera incesante a lo largo de su vida se les adjudica ser capaces de reducir los niveles de violencia de las personas, de bajar los niveles de estrés, y de curar algunas enfermedades conductuales y psíquicas por su directa asociación con la naturaleza y la paz de los campos donde proliferan.

Como podemos apreciar su importancia en la vida del planeta es fundamental, sin embargo y lamentablemente, no está acompañada por un comportamiento humano acorde y en sintonía con colaborar en su preservación.

Salvemos y cuidemos a los árboles: tratándolos con amor y respeto

Uno de los problemas más graves que enfrentan los árboles son los incendios accidentales o provocados por el hombre.
Proliferan cada día las malas noticias sobre incendios que terminan con la existencia de zonas con frondosos y añejos árboles que no se recuperarán jamás y que por supuesto sacuden el equilibrio de dichos espacios.

Por otra parte, la tala indiscriminada motivada por el afán comercial de lograr madera, las plagas, y las intervenciones que se efectúan sobre el suelo para incrementar la producción agro ganadera son otras problemáticas que acechan la salud y supervivencia de nuestros árboles.

Cuidar los que existen y plantar nuevos es un excelente aporte y una efectiva estrategia que podemos implementar para cuidar el planeta de los grandes flagelos que lo vienen afectando: contaminación, cambio climático, efecto invernadero, entre otros.

Ahora bien, por más que plantemos más árboles, pero al mismo tiempo no cuidemos los que existen, la contribución no tendrá un resultado positivo ni mucho menos, debemos resolver el déficit natural e intencional con una acción integral: cuidar los que existen y plantar nuevos donde haga falta.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos