Importancia del ataque al Casino Royale (Monterrey 2011)

Cruento ataque perpetrado el 25 de agosto de 2011, por la tarde, por el cártel de narcotráfico Los Zetas, contra el Casino Royal de Monterrey, capital y ciudad más populosa del Estado mexicano de Nueva León, y que dejó como tremendo saldo 52 muertos e importantes daños materiales.​

La violencia narco se apoderó de México

La popular sala de apuestas y de juegos se vio violentada por el ingreso intepestivo de unos casi 20 delincuentes armados que propiciaron un incendio y otras tantas tropelías.​

Antes de prender fuego el establecimiento con quienes se encontraban dentro, jugando o trabajanado, robaron algunas pertenencias y produjeron destrozos contra las máquinas de juegos.​

Inmediatamente, el caos se apoderó del lugar, los presentes corrían para esconderse y escapar de los atacantes.​

Mucha gente no logró salir del establecimiento por la rápida extensión del fuego y porque las salidas de emergencia se encontraban cerradas, y murieron asfixiados.​

Horas más tarde el segundo piso del lugar se derrumbó.​

Con el sello de la mafia

Unos días después del ataque fueron detenidos algunos implicados que confesaron haber participado del mismo y abrieron algo de luz sobre la causa: la negativa de los dueños del casino a pagarle al cártel una cuota mensual para poder operar.​

En los meses siguientes se detuvo al resto de la banda, más de veinte personas, entre ellos al jefe del cártel y a los autores intelectuales del mismo. ​

Las penas que recibieron los sicarios condenados por el acto terrorista oscilaron entre los 75 y los 120 años que es lo que estipula la ley. ​

La guerra al narcotráfico y sus crueles consecuencias en la población

Se produjo durante la gestión del presidente Felipe Calderón (2006-2012), perteneciente al Partido Acción Nacional (PAN), quien desde su asunción impulsó una implacable persecución contra los grupos narcos que difundían la droga y sembraban el terror en su país.​

Los cárteles de drogas han venido acechando muy duramente la paz y la convivencia armónica de los habitantes de México.​

Los enfrentamientos entre diversos cárteles por el control del negocio derivó en una coyuntura de extrema violencia que ni la policía federal podía detener a razón de los recursos con los que estos contaban.​

Para atacar este estado de cosas el gobierno de Calderón lanzó un plan militar muy ambicioso que no hizo más que incrementar la violencia y el nacimiento de grupos de autodefensa entre los habitantes.​

De acuerdo a las estadísticas publicadas, tras la finalización de su mandato, la tasa de homicidios se elevó notablemente.​

El cártel de los Zetas, los atacantes

El cártel de Los Zetas, uno de los más dañinos y violentos, junto con el de Sinaloa (liderado por Chapo Guzmán), Juárez, Golfo y Jalisco, estuvo detrás del ataque. ​

Dicha organización criminal creció a la sombra de infinidad de actividades delictivas: tráfico de drogas y personas, secuestros extorsivos, robo de combustible, lavado de dinero, robos a camiones de caudales, y ataques como el de Royale.​

Nació de la unión de un grupo de ex militares de élite, desertores de las fuerzas armadas mexicanas, y en los últimos años se abrió al ingreso de jóvenes, muchos inmigrantes, de tan solo 15 años, que viven en situación de extrema vulnerabilidad social, y que lamentablemente han tomado a este tipo de organización como una salida laboral. ​

En el resto del mundo se los determinó como una amenaza internacional.​

Los conflictos internos y la gran rivalidad que mantuvieron con otros cárteles los debilitó hasta casi su desaparición.​

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos