Importancia del Australopithecus

australopithecus-evolucion-humanaDe acuerdo a los estudios históricos, el ser humano es un ser vivo especial y que ha desarrollado sus características a lo largo de miles de años, en un extenso proceso de modificaciones que se ha conocido como "hominización".

El proceso de hominización y los primeros especímenes

Como bien sabemos por el acervo histórico, los seres humanos nos relacionamos biológicamente con los primates tales como el chimpancé, el orangután y el gorila. Estos monos tienen características similares a las de los humanos actuales y es ahí donde los historiadores, arqueólogos y especialistas han buscado la línea de conexión entre una especie y la otra. Entre los primates mencionados y los seres humanos actuales se ha encontrado la presencia de seres conocidos como homínidos, es decir aquellos que presentaban rasgos de mayor avance y desarrollo que los primates pero no todavía tan completos como el hombre actual. En ellos podemos encontrar la historia de nuestra especie.

El Australopithecus y sus características

Hoy en día es un saber aceptado que los primeros seres humanos surgieron en África. A este dato se le suma el dato no menor de que también allí fue donde se encontraron los yacimientos más antiguos de restos fósiles de otras especies homínidas. Entre ellas, la que ha sido entendida como la más primitiva de todas es la del Australopithecus, un nombre que en latín significa "mono del sur". Se cree que este primer homínido es originario del sur de África y también en la región este del mismo continente, donde se estima que puede haber llegado en diferentes oleadas.

Los restos que se han encontrado de este homínido nos muestran que, en términos generales, era un ser con características intermedias entre los primates y el ser humano actual. En este sentido, podemos señalar que poseía una capacidad craneana mucho más pequeña que la del hombre actual: tan sólo de 500 cc. No tenía capacidad de lenguaje sistematizado como nosotros pero su cuerpo presentaba signos de mayor desarrollo, especialmente en lo que refiere a la bipedación y a la capacidad de utilizar sus miembros superiores para agarrar objetos.

Las diferentes especies de un homínido

Debido a que estamos hablando de un homínido que existió hace 2 millones de años en África, es comprensible que hayan existido en el período en el que pudieron sobrevivir diversas especies de acuerdo a la región y a las capacidades que desarrollaran. Una de las más reconocidas y encontradas es la del Australopithecus afarensis, mientras que también podemos mencionar a la africanus, la anamensis y la garhi, entre otras.

Todas estas especies difieren muy poco entre sí, especialmente en la capacidad craneana y tal vez en el tamaño total del cuerpo, pero se cree que todas ellas en conjunto son las que permitieron que se evolucione muy progresivamente hacia nuevas formas animales que posteriormente darían al género Homo, aquel del que formamos parte los seres humanos.

Imágenes: Fotolia. Kotjarko / Papa Bravo


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos