Importancia de la Autocracia

El ser humano ha desarrollado algo muy complejo y abstracto, tal vez difícil de definir, que es el sistema político o aquello que se establece para gobernar a determinada región. A lo largo de la historia han sido casi infinitos los diferentes tipos de gobiernos que el ser humano ha podido instaurar o desarrollar y los objetivos que con ellos quería lograr.

La autocracia y su etimología

El término autocracia proviene, como la mayoría de los nombres con los que se ha decidido designar a las distintas formas de gobierno, del griego. En este idioma, el término se compone del prefijo "auto" que quiere decir 'uno mismo' y "kratos", que significa 'gobierno'. Así, la autocracia es el gobierno de uno mismo, de una sola persona que no tiene quien le compita o ponga en dudas su poder sino que concentra en su persona todas las facultades, prerrogativas y capacidades para gobernar a determinado pueblo o sociedad.

¿Cuáles son sus características más sobresalientes?

A partir de lo que acabamos de señalar es fácil comprender que la autocracia es un gobierno que puede tener sus elementos negativos ya que representa el control absoluto de todas las cosas y fenómenos que tienen que ver con una comunidad en manos sólo de una persona.

El autócrata suele, además, desarrollar rasgos de mayor o menor autoritarismo, parcialidad, interés o beneficio personal, etc. En algunos casos históricos han sido los mismos pueblos los que han llevado a figuras de este tipo a gobernar una determinada región de modo que se pudiera terminar con el caos existente, pero esto puede fácilmente convertirse en un problema si nadie puede controlar o limitar el poder que esa persona va construyendo con el tiempo.

¿Qué formas de gobierno pueden ser autocráticas?

Si uno piensa en la definición principal de la autocracia, el mismo no es en sí un tipo de gobierno sino más bien una práctica del mismo que se puede dar en diferentes formas de gobierno.

En la época de la Revolución Francesa, la autocracia comenzó a identificarse con la monarquía, especialmente con la francesa, también conocida como monarquía absoluta. Pero en la actualidad, la democracia que existe en muchos países del mundo puede presentar signos de autocracia cuando los presidentes o jefes del poder ejecutivo actúan como si fueran los únicos que gobiernan y que por tanto tienen en sus manos todo el poder para tomar determinadas decisiones

La autocracia nunca es buena en términos de legalidad, aunque pueda ser necesaria en situaciones de desorden, caos o guerra civil.

Fotos: Fotolia. WavebreakmediaMicro


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos