Importancia de la Autoevaluación

Entendida como una de las actitudes más apropiadas para tener éxito en cualquiera de las acciones o actividades que uno realice, la autoevaluación es el proceso mediante el cual una persona puede ser puesta a prueba, desde una mirada crítica, por sí misma.

Para realizar una autoevaluación es necesario conocerse a uno mismo

Tal como lo dice su nombre, la autoevaluación es el proceso a través del cual una persona se evalúa a sí misma, sus actitudes, sus formas de proceder, su respuesta ante determinado estímulo, su capacidad para resolver algo, etc.

La autoevaluación nos permite a cada uno de nosotros conocermos más y mejor, pero es claro que para poder llevarla a cabo tenemos que ya conocernos por lo menos a un buen nivel como para saber qué cosas no nos terminan de satisfacer o hay que mejorar. Para estar preparado y predispuesto a realizar la autoevaluación la persona debe conocerse y estar abierto a recibir tanto críticas como elogios.

La autoevaluación como una parte central de los ámbitos laborales

El proceso de evaluarse a sí mismo es una realidad más común de los ámbitos laborales. En el caso de las oficinas y empleos administrativos, así como también en el mundo empresarial, la autoevaluación es importante y necesaria como parte de los requerimientos del puesto que se ocupa.

En estos casos, la autoevaluación puede tener que ver con cuestiones laborales específicamente (como por ejemplo, si se cumplen correctamente las responsabilidades o las tareas a realizar) o también con las capacidades sociales o aquello a lo que hoy se le llama inteligencia interpersonal, desafío muy relevante en diversidad de puestos donde se premia el trabajo en equipo, la capacidad de liderar, la habilidad para lidiar con clientes o público, etc. Por otro lado, en algunos países se exige autoevaluación también a los trabajadores públicos y estatales como por ejemplo empleados administrativos, docentes, etc.

La autoevaluación en el psicoanálisis

Como individuos, cada uno de nosotros es único y posee cualidades particulares que nos diferencian de los demás.

Cuando nos sometemos a un determinado proceso de análisis psicológico muchas veces nos encontramos autoevaluándonos, es decir, analizando y conversando con un especialista sobre nuestro comportamiento, nuestras formas, nuestras actitudes y el modo en que vemos a lo que nos rodea. Esto es un proceso muy interesante y necesario de autoevaluación ya que es gracias a eso que podemos concernos mejor y saber cuáles son nuestras debilidades y cuáles nuestras fortalezas para actuar en consecuencia.

Fotos: Fotolia. leszekglasner - DDRockstar


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos