Importancia de la Bioseguridad

La actividad laboral debe estar sujeta a un conjunto de pautas y normas que garanticen la salud del trabajador. Existen toda una serie de estrategias y procedimientos orientados a la prevención de accidentes y enfermedades. El área del conocimiento que se ocupa de todo ello es la bioseguridad. Su principal objetivo es la reducción de los accidentes laborales.

La necesidad de un entorno laboral seguro

Como el mismo término indica, se centra en todo lo relacionado con la seguridad laboral. Las leyes de salud en el trabajo promueven la identificación de los posibles riesgos en las actividades diarias. El empresario tiene la obligación de poner en marcha las medidas necesarias y el empleado debe respetar las normas establecidas, pues de lo contrario se incrementan las posibilidades de accidentes.

Para que el entorno laboral sea seguro es necesario establecer niveles de prevención. Así, en un laboratorio donde se manejan sustancias tóxicas o en una industria con maquinaria peligrosa hay que tomar medidas de precaución especiales.

Bioseguridad en el contexto hospitalario

Si bien los principios de la bioseguridad son aplicables a todo tipo de contextos laborales, es en el área hospitalaria donde resultan especialmente relevantes. En este sentido, el contacto con pacientes enfermos puede desencadenar el contagio de infecciones, como la infección del VIH o de la hepatitis C. Como es lógico, las medidas de higiene entre los profesionales de la medicina son fundamentales para evitar la propagación de las enfermedades infecciosas.

Los expertos dividen los riesgos para la salud en tres apartados. Los riesgos físicos son aquellos que están relacionados con los accidentes eléctricos, como el exceso de ruido o las radiaciones ionizantes. Los riesgos químicos están asociados a las sustancias contaminantes o potencialmente dañinas, como el gas anestésico, el óxido de etileno o algunas drogas.

Existe un riesgo biológico cuando los trabajadores sanitarios están en contacto con materiales de origen biológico, como jeringuillas con virus o con bacterias

Un apartado importante en la bioseguridad hospitalaria es el tratamiento de los residuos. Éstos se pueden clasificar en húmedos y secos (los restos de comida serían un ejemplo de los primeros y el plástico sería un ejemplo de los segundos). Por otra parte, existen los residuos biopatogénicos, como las bolsas con sangre o el material quirúrgico.

Para que los diferentes residuos sean fácilmente identificables se usan símbolos de color amarillo y con forma triangular y en ellos se especifica el tipo de riesgo (por ejemplo, de material inflamable, de campo magnético o de radiaciones).

Imágenes: Fotolia. Anamejia18 / Raevsky


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos