Importancia del Cambio Climático

El estado del medio ambiente en las últimas décadas se ha transformado profundamente y muchos signos nos han marcado que la naturaleza está alterándose de modos negativos y a veces incontrolables. La acción del ser humano, desmedida y abusiva desde el siglo XVIII ha hecho llegar a una situación de embudo en la que el problema es ya innegable y reconocer que hay por delante mucho por hacer es necesario. El cambio climático no es un invento sino que es un problema real y por lo tanto comprender su importancia es vital para poder asegurar una sustentabilidad ecológica.

El sistema productivo humano y sus efectos en la naturaleza

Para saber por qué deberíamos sentarnos a hablar del cambio climático, es útil analizar cómo el sistema productivo económico del ser humano ha afectado a la naturaleza. Desde la Revolución Industrial el hombre ha logrado no sólo producir más sino que también ha aprendido a producir más rápido. Para sostener esa producción acelerada y en cantidad fue necesario crear un sistema que nos hiciera creer que es útil e imprescindible consumir sin parar, de manera continuada, incluso elementos que no necesitamos o que terminamos tirando porque sobran.

Así, la naturaleza ha sido vapuleada por el ser humano para obtener de ella recursos como madera, papel, alimentos, ganado, materias primas en general. Al mismo tiempo, la producción industrial ha requerido históricamente la utilización de energías que en muchos casos han contaminado el medio ambiente como el carbón, el petróleo o el gas y que encima no son energías renovables. Su uso ha dañado severamente la capa de ozono que nos protege de los rayos solares y ha transformado las temperaturas mundiales, así como también ha alterado los ecosistemas y biomas del planeta.

¿De qué nos sirve hablar de cambio climático?

Debemos tener en cuenta a esta altura de las circunstancias que el fenómeno al que aquí hacemos referencia es real y no es un invento de sectores científicos para detener la producción económica. El daño que hemos causado sobre el planeta es irreversible en muchos casos, aunque en algunos aspectos pueda recuperarse algo de lo dañado. Es de vital importancia tanto para nosotros como para las generaciones venideras discutir sobre el proceso de cambio en el ecosistema planetario de modo de poder conocer mejor sus características y planear mejor la solución a tomar.

Los Estados deben hacerse responsables de plantear economías que se basen en el uso de energías limpias y no contaminantes, que los recursos puedan ser renovables y no supongan un desgaste para el planeta, así como también estimular el consumo responsable en los ciudadanos. Estas son sólo algunas de las opciones disponibles pero sin duda alguna podrían ayudar a detener el avance del deterioro de la naturaleza.

Imagen Fotolia: Diz1973, Aquatarkus, Duris Guillaume


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos