Importancia de la Conciencia

ConcienciaComprende la intimidad más profunda de un ser humano, ese lugar al cual nadie, excepto uno mismo, puede acceder y donde se suscitan los pensamientos más profundos y relevantes.

Ese espacio intimísimo donde interactúan los pensamientos, la reflexión, y los valores morales

Si bien cada persona puede decidir abrirle ese espacio a otro, es imposible que todo lo que allí fluye traspase sus límites, quedando siempre algo en la más absoluta intimidad.

Se vincula normalmente con los pensamientos más hondos, por tanto, si alguien necesita encontrar la respuesta a alguna cuestión trascendental de su vida que no logra hallar deberá hurgar allí mismo, y por otra parte está asociada a la reflexión interior.

Las personas somos capaces de examinar entonces la conciencia y tras ello elegir una opción, que normalmente y antes, compite con otras generando una compleja lucha interna, y por otro lado somos capaces de efectuar un balance sobre el comportamiento en alguna situación o hecho concreto.

Una voz que remuerde cuando no la seguimos o escuchamos

Ese estudio puede ser positivo y dejarnos tranquilos y felices, o, todo lo contrario, producirnos remordimientos y angustias profundas, porque no se actuó debidamente, o sea, siguiendo los valores que se sostienen, y que son los que nos acompañan y se han aprendido de niños.

Es sumamente relevante ser coherente con uno mismo para estar en paz

En esta situación de contradicción directa entre lo que se hizo y lo que se piensa que en realidad se debe haber hecho es que la conciencia se inquieta sobremanera, y en muchas ocasiones puede impedirle a la persona que lo padece ser feliz, o continuar del mismo modo en que se encontraba antes de pasar por esa situación.

Seguramente más de una vez habremos escuchado hablar en términos de: “debes escuchar más a tu conciencia”, y justamente cuando esto no se hace, y se actúa de manera impulsiva contrariando las creencias más profundas que se tienen, es que claramente no nos hemos detenido a escucharnos.

Dejarse llevar por las exigencias o dichos de los otros suele ser la causa más frecuente que anula la voz de nuestra razón, impidiendo que la escuchemos claramente, porque claro, hay otra voz que se impone más fuerte, y también nosotros se lo permitimos.

Darle espacio y tiempo a la reflexión

Tomar decisiones con calma y con un claro conocimiento de sus ventajas y desventajas, es la mejor manera de no equivocarse.

Vivimos en una actualidad frenética donde todo lo que se hace, dice, y se demanda no tiene tiempos de esperas demasiado largas, y aquí es donde justamente se puede incurrir en errores que mortifiquen a uno sin percibirlo.

Escucharnos más a nosotros mismos y silenciar cuando corresponde al mundo exterior que confunde, es una salida positiva y efectiva.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos