Importancia del Coníferas

El pino, la encina o el abeto pertenecen a la familia de las plantas coníferas, unos árboles que representan un recurso forestal con un alto valor. En este sentido, el bioma de coníferas presenta un clima húmedo debido a la baja evaporación, un escaso sistema de drenaje y unas temperaturas normalmente frías.

La mayoría de estos árboles son altos y suelen crecer en zonas montañosas, en suelos que pueden ser muy variados y por lo general con abundante materia orgánica y hojarasca. Las hojas de las coníferas son generalmente perennes.

Las especies coníferas y la industria maderera

Desde hace miles de años los bosques de coníferas han sido valorados por el hombre porque en ellos es posible conseguir abundante madera y resina para todo tipo de utensilios, especialmente para la industria del mueble. Hay que indicar que más del 50 % de la madera que se emplea proviene de especies coníferas.

Los bosques de coníferas son ecosistemas de una gran riqueza medioambiental

Un árbol de esta especie puede ser habitado por cientos de especies de animales invertebrados. De hecho, la supervivencia de muchos animales depende directamente de estos bosques. Entre las especies más destacadas se pueden mencionar las ardillas, los castores, los puercoespines o las mofetas.

En algunos países, por ejemplo en México, los bosques de coníferas son el hábitat natural del lobo (hasta hace pocos años se creía que el lobo gris mexicano había sido exterminado en el medio natural, pero algunos ejemplares en cautiverio han sido reintroducidos en los bosques).

La tala indiscriminada de coníferas provoca graves cambios en el clima, ya que las lluvias caen en un suelo totalmente desprotegido y se produce un aumento de la erosión. Por otra parte, la desaparición de la masa forestal hace que el agua se evapore con más rapidez y este fenómeno acaba produciendo importantes desequilibrios en el clima.

En la actualidad se habla del turismo de bosques. Se trata de un turismo recreativo que permite disfrutar de hermosos paisajes, aire puro y vida silvestre.

En la decoración

La llamativa apariencia de estos árboles los convierte en un elemento decorativo de jardines, cementerios o zonas de recreo urbanas. No hay que olvidar, por otra parte, que en muchos países los hogares son decorados con abetos durante el periodo navideño. Las coníferas también se utilizan en las técnicas bonsái para la decoración de interiores.

Imágenes: Fotolia. Galyna Andrushko - Goodween123


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos