Importancia del Conocimiento

El conocimiento es una herramienta cuya incorporación, tanto en la forma teórica como práctica, le posibilita a cada persona una mayor independencia, capacidad de decisión, valoración, crítica, y empoderamiento, acompañado de este modo una mayor confianza, firmeza, liderazgo y autoestima, ejercitado constantemente en los distintos ámbitos sociales, hacia el desarrollo profesional, la creación e innovación, las formas de relacionarse, así como para defender sus derechos, cuestionar y expresar sus pensamientos. Toda nueva experiencia amplía los límites conocidos, e incluso es capaz de causar un replanteo de ciertas posturas a partir de profundizar en las mismas.

Conocimiento científico

Este tipo de saber, validado por métodos cuidadosamente establecidos, permite crecer a los distintos campos del conocimiento, avanzar, validar o refutar teorías, actualizarlas, acercarse al objeto de estudio desde distintos ángulos y, con el avance del tiempo, de un modo cada vez más preciso.

¿Qué sería de la Medicina, por ejemplo, sin su aval cuerpo teórico, sin su aval científico? Los médicos deben obtener cierta cuota de aprendizajes a lo largo de sus estudios universitarios y de posgrado, recibiendo los títulos habilitantes acordes, para así estar autorizados a ejercer como profesionales en dicha rama.

Sus intervenciones y lecturas sobre la realidad no son las del sentido común, sino las que poseen gracias a sus estudios, a la adquisición de un legado acumulado de saberes. Asimismo, los conocimientos previos constituyen una base para emprender nuevas investigaciones y lograr el avance de la ciencia.

Conocimiento vulgar u ordinario

Aunque muy subestimado, el entendimiento obtenido por la experiencia cotidiana, aquél que forma parte de lo que conocemos como “sentido común”, es vital para desenvolvernos en la vida de un modo asertivo y saber lo mínimo acerca de la mayoría de los temas.

Sirve para entablar conversaciones, hacer elecciones y formarnos ideas sobre un tema. También para anticipar las reacciones de los demás, si hacemos o decimos ciertas cosas; para hacer lecturas sobre los sentimientos o emociones de otros; tener un panorama de la realidad en la cual vivimos.

Al cabo de cierto tiempo algunos conocimientos de la ciencia pasan al saber del sentido común, aunque este último suele estar desactualizado -y simplificado- por esa distancia que separa los nuevos descubrimientos de su llegada a la comunidad general.

Saber y poder (Foucault)

Lo que no sabemos nos esclaviza, mientras que el saber nos abre la puerta a distintas posibilidades. Los que saben tienen mayor posibilidad de ejercer el poder, sobre sí mismos o los demás.

No obstante, no es tan sencillo, pues los que ejercen el poder seleccionan los saberes que se divulgan. Así, la dialéctica expuesta por Michel Foucault da cuenta de la complejidad de las relaciones entre estos dos ejes, saber y poder.

A veces el saber no es suficiente o no logramos acceder a él, pues estamos traccionados -por mecanismos de control social- en una trama o un tejido sociocultural de relaciones de poder, que nos preceden y nos dejan en ciertos lugares.

Conocerse a sí mismo

Saber qué queremos, cuándo y cómo, nos ayuda a organizar proyectos vitales y establecer una secuencia ordenada de pasos para concretarlos.

Jerarquizar objetivos, entender nuestro ritmo, dificultades y potencialidades, es fundamental para nuestra vida personal y social.

Quizás suene sencilla la idea de conocernos, pero hay mucho en nosotros de lo cual no sabemos nada en lo absoluto, pues permanece reprimido, en nuestro inconsciente y, desde allí, nos condiciona.

A veces, no sabemos por qué elegimos siempre un tipo determinado de pareja, amigos, círculo social, ciertos trabajos o estudios, que no son lo mejor para nosotros. Caemos una y otra vez en los mismos lugares.

Por medio de la terapia psicológica, especialmente el Psicoanálisis, podemos conocernos un poco más exhaustivamente y así superar ciertas limitaciones, que constituyen un obstáculo hacia nuestras metas.

Conocimiento social

La amistad, el amor y las relaciones sociales en general implican interacciones continuas, estímulos y respuestas, reacciones en varios sentidos. Y en ese “juego” complicado el conocer al otro permite acercarse, conectar, comprender y apoyar.

Tener consideración de los intereses y modos de ser ajenos permite modular nuestras palabras y acciones, si eso deseamos o, por otra parte, también puede ayudarnos a tomar distancia de ciertas personas o situaciones, así como mantener un trato cordial, pero limitado.

Sin embargo, es imposible conocer a los demás por completo -apenas logramos conocernos bastante a nosotros mismos-, pues son otros y, en tanto distintos a mí, tienen significaciones y representaciones propias, un mundo interno complejo y personal. La singularidad escapa siempre a ser encasillada en ciertos ejes.

Conocer los peligros de las redes sociales

Actualmente, gran parte de la realidad es captada por nosotros a través de las redes sociales. Pasamos gran parte del día en Instagram, Facebook, TikTok, etcétera, hablando con otros o consumiendo contenidos, lo cual puede ser entretenido o hasta informarnos sobre ciertas cuestiones.

Estar atentos sobre ciertos cuidados respecto de estas redes es importante para nuestra seguridad física, económica, emocional.

En estos espacios virtuales no todos son quienes dicen ser, se puede fácilmente mentir sobre la identidad (nombre, edad, de dónde uno es, cómo es). Además, los contenidos como imágenes y audios pueden circular a la velocidad de la luz por todo el mundo, quedando expuesta la privacidad.

Las estafas por internet también son moneda corriente y debemos ser cuidadosos con los datos que entregamos.

Por último, suele transmitirse una idea de perfección, gracias a los “filtros” o el Photoshop y a la elección de lo que se muestra, que puede dañar a los receptores, elevando sus niveles de exigencia hacia estándares imposibles -el Ideal del Yo puede quedar preso de estas imágenes falsas e inalcanzables-.

Imágenes: Trepalio, Amelia

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos