Importancia de Controlar la Ansiedad

controlar-ansiedadLa ansiedad es un estado emocional desagradable que muestra la preocupación de una persona que vive síntomas físicos muy desagradables como consecuencia de esa inquietud interior. La ansiedad produce sensación de falta de aire, náuseas, opresión en el pecho, sensación de pérdida de control, sensación de ahogo, tensión corporal, temblores, distorsión de la realidad…

Los síntomas varían dependiendo del tipo de persona y también, del grado de ansiedad. La ansiedad requiere de un tratamiento médico especializado por lo que ante cualquier síntoma de ansiedad es importante consultar con el médico que es un especialista de salud. Además, cuando antes se atajan los síntomas de la ansiedad, antes se puede encontrar un remedio.

La ansiedad produce la sensación de tener una burbuja envolvente que produce falta de control. La persona no sabe identificar la causa concreta de su malestar, no sabe qué le pasa. La ansiedad surge ante un miedo irracional que no tiene una causa lógica. Lo que no se debe hacer ante la ansiedad es evitar situaciones por miedo a experimentar este malestar. Cuando se cae en el recurso a la evitación, el malestar crece.

La ansiedad muestra de forma gráfica cómo un malestar emocional se somatiza físicamente produciendo unos síntomas corporales porque cuerpo y mente interactúan de una forma constante en tanto que el ser humano es un todo integral. Para controlar la ansiedad, es importante afrontar el malestar y poder encontrar la causa del problema a través de una terapia psicológica o un proceso de coaching. La ansiedad se puede superar. Sin embargo, es un proceso lento que requiere de una toma de conciencia para asumir el problema.

En la actualidad, el estrés y la ansiedad son dos de los principales problemas de salud a nivel social. Un malestar emocional que es contrario a la tranquilidad de ánimo necesaria para vivir en paz. La ansiedad es un problema porque las personas viven como un problema y una amenaza algo que no lo es. Lo que produce un enorme desgaste interior y con frecuencia, una gran incomprensión por parte de los demás que no entienden las actitudes del afectado. Conviene escuchar desde el respeto el dolor ajeno.

La ansiedad hace sentir a la persona débil e indefensa ante aquello que le produce temor. Con la ayuda necesaria, puede superar su problema. Conviene diferenciar entre dos tipos de ansiedad. El que sufren aquellas personas que no tienen un motivo aparente para sentirse ansiosas. Y la ansiedad que surge como una consecuencia de otros hábitos poco positivos, por ejemplo, el consumo de drogas.

Existen consejos prácticos que pueden ayudarte a controlar la ansiedad. Caminar una hora cada día, beber pequeños sorbos de agua de forma regular a lo largo del día, practicar deporte, tener una alimentación basada en la dieta mediterránea, realizar ejercicios de relajación a través del control de la respiración, dar un abrazo a un ser querido, aprender a delegar en el trabajo, ver poco tiempo la televisión, tener unos horarios regulares y dormir durante ocho horas diarias.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos