Importancia del Corazón

CorazonTodos los Seres Vivos se diferencian de los Objetos Inertes no solo porque tienen la capacidad de poder realizar intercambios de Materia y Energia sino porque llevan a cabo un conjunto de acciones que se repiten con cierta periodicidad e intermitencia desde el nacimiento hasta la muerte, conocidas como parte del Ciclo de Vida, donde encontramos a la Alimentación que es la saciedad de las Necesidades Energéticas del organismo, la Relación tanto con el medio como con otros sujetos de la misma u otra especie y por último la Reproducción que ayuda a engendrar un nuevo ser y continuar con la especie.

Pero además, las acciones pueden ser clasificadas como Actos Voluntarios aquellos que son realizados a conciencia del individuo, dirigiendo sus acciones e impulsándose para poder saciar una necesidad que puede ser generada por Factores Externos o Internos, o simplemente para movilizarse a través del medio, mientras que por otro lado tenemos a los Actos Involuntarios como aquellos que funcionan en forma automática e intermitente, relativos al Organismo del sujeto.

Entre las distintas Funciones Vitales, una de las fundamentales es la del Sistema Cardiovascular, que consiste en una gran cantidad de Venas y Arterias que permiten transportar la Sangre hacia todas las partes del cuerpo, interactuando con la Alimentación en el transporte de nutrientes y con la Respiración aportando Oxígeno y excretando el Dióxido de Carbono, contando como parte fundamental al Corazón.

Este consiste morfológicamente en un Músculo con un interior hueco que se ubica en la zona del Torax (también llamada Cavidad Torácica) que tiene la función de poder Bombear Sangre mediante un movimiento de Relajación (denominado Diástole) permitiendo el ingreso de la misma desde los disitntos tejidos, a su vez que posteriormente la expulsa al realizar una contracción que recibe el nombre de Sístole, teniendo un movimiento alternado en estas dos fases que es el Ciclo Cardíaco.

Este movimiento se encuentra funcionando en forma permanente e intermitente y puede ser mensurado en lo que es el Ritmo Cardíaco, contabilizándose la cantidad de pulsaciones que realiza el Corazón en un lapso de tiempo determinado (generalmente se contabilizan Pulsaciones Por Minuto) teniendo una mayor o menor velocidad dependiendo de qué clase de Esfuerzo Físico esté realizando el cuerpo.

De este modo, el Corazón estará teniendo un mayor ritmo o un mayor trabajo si se está realizando por ejemplo alguna Actividad Deportiva en la que se demanda una mayor cantidad de energía (ss decir, más difusión de Oxígeno a los tejidos) y por el contario este ritmo bajará si el cuerpo está en estado de relajación.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos