Importancia de la Corte de la Haya

En el siglo XX se han producido grandes conflictos con consecuencias devastadoras. Entre ellos destacan las dos guerras mundiales, diferentes episodios de genocidio o ataques indiscriminados a la población civil. Éstas y otras circunstancias crearon la necesidad de fundar un organismo supranacional para juzgar los crímenes cometidos. En este sentido, en 1946 se formó la Corte Internacional de Justicia, más conocida popularmente como la Corte de la Haya, cuya sede se encuentra en los Países Bajos.

Aunque su sede no se encuentre en la ciudad de Nueva York, se trata de un organismo judicial integrado en la Naciones Unidas. Representa al conjunto de la humanidad y su principal función es encontrar una solución pacífica en los diferentes conflictos y pronunciarse ante posibles violaciones que afecten a los derechos humanos.

Todos los estados que integran la ONU reconocen la autoridad de la Corte de la Haya

Este organismo de la justicia internacional sirve para solucionar conflictos muy diversos. Así, se pronuncia sobre cuestiones de distinta naturaleza: conflictos territoriales entre naciones fronterizas, controversias diplomáticas, disputas jurídicas entre estados, delimitaciones marítimas o diversos asuntos sobre derecho internacional humanitario.

Como la jurisdicción de la Corte es de carácter general, es posible tratar cualquier problema de derecho internacional. Por otra parte, la Corte de la Haya es un órgano consultivo que puede ser requerido a petición de una entidad supranacional, como por ejemplo la Asamblea General de la ONU.

No se juzgan a individuos concretos, sino que solamente se abordan las diferentes disputas entre estados

Desde su fundación, la Corte de la Haya ha intervenido en más de 160 conflictos y contenciosos y en innumerables consultas jurídicas. Para desarrollar sus funciones, se cuenta con quince magistrados, los cuales son elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU para un periodo de 9 años.

Cada magistrado debe ser nacional de un país distinto y ninguno de ellos representa a sus correspondientes países, ya que son totalmente independientes e imparciales.

La composición de la Corte pone de relieve un equilibrio geográfico a nivel mundial

Tres cargos están formados por magistrados de África, dos por miembros de América Latina y el Caribe, tres de Asia, cinco de Europa occidental y otros estados igualmente occidentales y dos magistrados más provienen de Europa del este.

Con el fin de dar a conocer sus actividades, cada año el presidente de la Corte presenta un informe ante la Asamblea General de la ONU. Para garantizar su plena independencia, este organismo supranacional mantiene una autonomía administrativa.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos