Importancia de la Democracia Participativa

La forma de gobierno más extendida es la democracia representativa. Con este sistema los electores son convocados a las urnas periódicamente para nombrar a sus representantes, ya sea en el ámbito municipal, provincial o nacional. El modelo representativo es considerado insuficiente por parte de algunos sectores de la sociedad.

Los críticos con este modelo creen que la auténtica democracia es aquella que permite la participación directa de la ciudadanía.

El sistema ateniense en el siglo V a. C y el cantonal de Suiza son las dos referencias más cercanas al ideal de democracia participativa

Los atenienses entendían que la felicidad personal no podía entenderse al margen de los intereses de la colectividad. Con esta mentalidad participaban activamente en las asambleas populares para debatir sobre los asuntos de interés público. Sus decisiones eran las que servían de fundamento para la elaboración de las leyes.

En Suiza los ciudadanos cuentan con dos herramientas de participación: el referéndum vinculante y la iniciativa legislativa del pueblo. En los últimos años los suizos han votado sobre temas de inmigración, el salario social, la limitación del salario de los empresarios o el presupuesto militar, entre otros muchos asuntos.

La democracia participativa y la representativa son complementarias y no deben entenderse como sistemas opuestos

El eje central del modelo participativo es obviamente la implicación de los ciudadanos en la toma de decisiones de una comunidad. Así, el voto directo del ciudadano juega un papel decisivo en todo aquello que le concierne, incluso en las grandes cuestiones que afectan a su nación.

El sistema participativo no debe entenderse simplemente como un procedimiento de votación periódica, ya que también se trata de intervenir en la gestión de lo público a través de una serie de mecanismos y canales de participación: la iniciativa popular a partir de un número de firmas acreditadas, consultas periódicas a través de internet para que la ciudadanía exprese su opinión sobre ciertos asuntos de interés general, etc. Éstos y otros sistemas ya están reconocidos legalmente en muchos países.

Los mecanismos de participación en la vida pública tienen varias funciones. Por un lado, refuerzan la democracia como forma de gobierno (un sistema parlamentario donde no exista ninguna vía de participación popular puede degenerar en una democracia en la que la voz del pueblo solo se pronuncia en cada convocatoria electoral).

Por otra parte, la intervención de la ciudadanía en la toma de decisiones puede ser un eficaz antídoto para combatir las distintas formas de corrupción política (si los representantes del pueblo saben que están siendo vigilados por el pueblo es menos probable que caigan en la tentación de cometer algún tipo de abuso de poder).

Arte Fotolia: dalinas , bigmen

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos