Importancia de la Dicción

La forma de hablar es central para la buena comunicación.- En el campo de la comunicación, poder establecer un intercambio claro y accesible para quienes de ella participan es esencial. En este sentido, la dicción y la forma de hablar es igual de importante que el mensaje o el contenido que se trata de transmitir en determinado momento.

Puede ocurrir que el mensaje sea interesante y correcto pero el modo en que se pasa le haga perder ese valor debido a un uso inapropiado del lenguaje o de la posibilidad del habla. La dicción es aquella capacidad que tiene una persona de hablar correctamente, de decir, de establecer oralmente las ideas que poseemos en abstracto en nuestra mente.

Desarrollar la dicción es una habilidad que no cualquiera tiene, especialmente si no está acostumbrado a expresarse oralmente en forma ordenada y clara. Pero la dicción no es solamente la expresión o el contenido sino especialmente la forma, es decir, poder hablar correctamente, sin errores, con potencia y claramente para que el mensaje llegue más fácilmente al receptor.

Los problemas más comunes de la dicción

En la actualidad, la dicción es uno de los problemas más comunes de la comunicación y esto tiene que ver directamente con el hecho de que las nuevas tecnologías facilitan y simplifican la comunicación escrita pero la alteran a nivel oral. Así, suele ser común cambiar el significado de las palabras, o agregar términos originales de otro idioma sin demasiada lógica (proceso que se conoce como barbarización).

También se abrevian palabras, se cometen errores, se resuelven de forma incorrecta las conjugaciones verbales y todas estas cuestiones suelen establecerse y fijarse una vez que se masivizan y luego es muy difícil cambiar las formas por más que uno sea conciente del error. Por otro lado, las poblaciones cambian permanentemente sus lenguajes y más en esta era, por lo cual ser rígido con estas cuestiones significa alejarse más y más de la comunicación de la mayor parte de la población.

La dicción como habilidad que se trabaja y se desarrolla con el tiempo

Dicho todo lo anterior, es claro y podemos acordar que la dicción es una habilidad que puede lograrse o no. No hablamos de una capacidad pre-dada, que no se puede desarrollar o que se genera a través de la genética. Esto quiere decir que la correcta dicción y el correcto modo de hablar son ambas estrategias desarrollables que se pueden lograr con éxito a partir de la práctica, tanto de la lectura, como especialmente del correcto uso de los términos.

La lectura nos permite reconocer por costumbre y uso continuo determinadas frases con su sintaxis y formato adecuado. Luego, esas estructuras que se fijan en nuestro cerebro comienzan a ser fácilmente utilizadas oralmente y la práctica de las mismas es la base de una dicción adecuada y apropiada.

Imágenes: iStock. SanyaSM / Kali Nine LLC

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos