Importancia de la Dinastía

Se entiende por dinastía al conjunto de personas que gobiernan y que pertenecen a la misma familia o que poseen descendencia en común. Una dinastía es un elemento central en la construcción de poder ya que es donde se refleja un proyecto político específico, donde se hace carne y se vuelve realidad.

El poder político en manos de unos pocos a lo largo de la historia de la Humanidad

Para comprender adecuadamente por qué una dinastía es importante, debemos primero señalar que a lo largo de la historia de la Humanidad la forma de gobierno político más común y que más se ha encontrado en sociedades de todo tipo ha sido la de la monarquía. Esta forma de gobierno implica que el poder está en manos de una persona que actúa como gobernador, toma las decisiones y lleva a cabo medidas específicas para la sociedad que gobierna.

Las monarquías (de todos los continentes) por lo general han mantenido una estructura similar que supuso que aquel que gobernaba era parte de una familia que de algún modo (legítimo o no) había llegado a ese poder y que hasta que esa familia desapareciera o no tuviera más continuidad o descendencia detentaría el gobierno en la región. Esto es lo que entendemos como dinastía: una sucesión de gobernantes monárquicos que pasan el poder de padre a hijo según las reglas que se deban respetar y que supone una continuidad en la posesión del poder político.

La dinastía y el principio de la herencia divina

La dinastía es una de las formas más interesantes para comprender el concepto de gobierno ya que nos obliga a preguntarnos cómo es que la familia que gobierna y que forma la dinastía imperante llega a ese lugar. Por lo general, la justificación sobre cómo es que gobiernan quienes gobiernan tiene que ver con el origen divino. A diferencia de lo que ocurre con otras formas de gobierno más seculares como por ejemplo la democracia, la monarquía y las dinastías que en ella gobiernan suelen estar muy vinculadas a la religión y a la fe, por lo cual se justifica la presencia de esos gobernantes específicos a partir de la decisión y/o elección de los dioses.

En algunos momentos históricos específicos las dinastías han llegado a ser las reinantes a partir de luchas civiles o intestinas dentro de una misma sociedad y esto lleva al reemplazo o sucesión de diferentes tipos de gobernantes. Sea cual sea el caso, el concepto de dinastía es muy importante para comprender la historia de la Humanidad toda y cómo las sociedades a través del tiempo y los espacios geográficos han sabido construir el poder.

Imágenes Fotolia: siempreverde22 / danielteodorescu


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos