Importancia de la Diversidad Lingüística

La diversidad lingüística refleja la cultura de los pueblos que forman parte de un territorio delimitado geopolíticamente, para valorizar y clasificar como uno de sus aspectos más representativos, y de este modo acompañar su estado a instancias de lenguas predominantes y la posibilidad de ataques políticos que pretendan disminuir su presencia, deteniéndose en particular en los pueblos originarios que han sufrido masacres a lo largo de su historia. La conservación de los idiomas menos hablados constituye un elemento invaluable, para evitar su extinción, a lo que se sentencia como lengua muerta. Sobre el mundo hispano, México reporta alrededor de 250 variantes de idioma, seguido por Brasil con 180, y luego más abajo aparecen Colombia y Perú, cada uno en torno a 80, según datos obtenidos por el Instituto Lingüístico de Verano.

La diversidad lingüística consiste, en términos sencillos, en la estimación de la cantida de distintos idiomas que se hablan en un área definida. A diferencia de lo que ocurría en tiempos antiguos, en el mundo moderno es posible reconocer una acentuada diversidad de las lenguas como consecuencia de dos importantes fenómenos. Por un lado, la influencia colonial de distintas potencias europeas a lo largo del siglo XIX (Inglaterra y Francia, en especial) y las repercusiones culturales y políticas de las naciones dominantes del siglo XX (Estados Unidos, China y la ex Unión Soviética) han dado lugar a la difusión de sus respectivas lenguas en países vecinos o distantes. Por otra parte, las crecientes corrientes migratorias y la mayor cantidad de viajes internacionales han motivado la difusión cultural y, con ella, un crecimiento de la diversidad lingüística.

Como consecuencia de estas variables, la distribución de los lenguajes es muy diversa en función de los continentes. Así, si bien el continente europeo incluyen menos del 5% de las lenguas del mundo, estos idiomas son hablados por la mayor parte de los habitantes de la Tierra, ya sea como lenguaje materno o como segunda lengua. Asimismo, de los seis idiomas oficiales de la Organización de las Naciones Unidos, cuatro se han originado en Europa (inglés, francés, español y ruso). Como contrapartida evidente, las naciones del planeta con mayor diversidad lingüística se sitúan fuera de ese continente, ya que se trata de Papúa Nueva Guinea (Oceanía), Indonesia (Asia), Nigeria (África) e India (Asia). Vale reconocer que cerca del 95% de los contenidos de Internet se reparten en sólo doce idiomas de los alrededor de 7000 existentes en el mundo en la actualidad.

Esta gran complejidad dificulta la conformación de un análisis objetivo de la diversidad lingüística de una nación. Entre los parámetros propuestos para poder comparar esta variable entre distintas zonas geográficas sobresale el denominado índice de Greenberg, que constituye un indicador de la probabilidad de que dos habitantes de una misma nación se caractericen por distintos idiomas maternos. El índice fluctúa entre cero (homogeneidad total del lenguaje de una población) y uno (máxima diversidad de lenguas para un área). Así, mientras la diversidad lingüística de la India, con 12 idiomas oficiales y centenares de idiomas menores, es próxima a uno, en gran parte de las naciones europeas este nivel se acerca a cero.

Sin dudas, la importancia de la diversidad lingüística reside en la preservación cultural, histórica y etnológica de los distintos pueblos del mundo.

Actualizado en febrero 2022

 

Relacionado

Comentarios

Sea el primero en comentar, exprese una opinión/crítica del tema, para sumar valor. Los comentarios son moderados, y su email nunca se compartirá. Gracias.

 

Recomendamos