Importancia de la Doble Moral Social

Los grandes principios morales son aceptados por la inmensa mayoría de la sociedad. Si hiciéramos una encuesta a nivel planetario todos coincidiríamos en una serie de valoraciones: hay que respetar las opiniones ajenas, debemos ayudar a los más necesitados, no es correcto mentir y hay que ponerse en el lugar del otro antes de juzgarlo.

A pesar de que en teoría nuestro comportamiento se guía por un sentido ético, en la práctica hacemos cosas totalmente contrarias.

Por otro lado, somos estrictos a la hora de valorar las acciones ajenas y permisivas cuando nosotros mismos actuamos incorrectamente. Básicamente, no siempre coinciden nuestras ideas con nuestras acciones. Esta circunstancia contradictoria es conocida con una denominación, doble moral.

Si queremos entender la condición humana, en algún momento tendremos que pensar en la cuestión de la doble moral

Somos personas íntegras cuando lo que pensamos y lo que hacemos van en la misma dirección. Sin embargo, mantener la coherencia personal no es una tarea sencilla. Es muy probable que nos escandalicemos con la corrupción política, pero si nosotros somos los beneficiarios nos parece legítima.

Las mentiras de los demás nos resultan inaceptables, pero las nuestras suelen tener alguna justificación poderosa.

Las bromas y los memes ajenos son divertidos, pero no toleramos que nadie se ría de nosotros. De alguna manera, todos practicamos la doble moral.

El conflicto entre la ética y el instinto

En el ámbito de la familia, en la escuela y en el contexto de la tradición religiosa cada individuo ha adquirido una serie de enseñanzas morales. Gracias a ellas es posible distinguir el bien del mal y tener una guía sobre el camino que debemos seguir para ser buenas personas.

Paralelamente, tenemos un poderoso instinto de supervivencia que impregna todo tipo de actuaciones. Entre ambas dimensiones se producen conflictos y contradicciones.

La conciencia nos dicta cómo deberíamos actuar y, al mismo tiempo, nuestra parte animal y primaria nos dice lo contrario.

Un fenómeno que está presente en todos los órdenes de la vida

Ejemplos de doble moral se encuentran en todo tipo de contextos. Está presente en la política, especialmente cuando un líder defiende la legalidad y en su vida privada se enriquece saltándose las leyes.

En nuestras relaciones cotidianas se manifiesta de manera habitual, por ejemplo cuando juzgamos con dos raseros distintos una misma realidad.

En el mundo del deporte donde debería imperar el juego limpio, algunos deportistas están dispuestos a conseguir la victoria empleando cualquier estrategia tramposa.

Muchas empresas proyectan una imagen idílica sobre su actividad y al mismo tiempo cometen irregularidades debidamente camufladas.

Imágenes Fotolia. kid_a - kawano

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos