Importancia de la DUI

(Siglas para Declaración Unilateral de Independencia).- La soberanía la declara uno mismo, pero la materializa el reconocimiento de los demás. Esto, que puede tomarse como una máxima, ha regido las declaraciones de independencia de los países desde el principio de los tiempos.

Una DUI supone una presentación formal de independencia de un país que, como su nombre indica, se realiza de forma unilateral y sin el consentimiento ni reconocimiento del país del cual se separa el que realiza la declaración.

Esta declaración puede ser o no reconocida internacionalmente.

Pongamos un ejemplo de lo que no sería DUI: la escisión de Checoslovaquia en dos países, República Checa, y Eslovaquia. En dicho caso, un país dejaba paso, por desaparición, a otros dos estados que, además, finiquitaban la entidad política anterior de mutuo acuerdo.

Ejemplos de declaraciones de independencia realizadas unilateralmente pueden ser la de los Estados Unidos de América respecto a la Gran Bretaña, y la mayoría de los países latinoamericanos como Argentina, México, Chile, Perú, o Venezuela.

Las últimas DUI realizadas en el mundo han tenido suerte diversa; mientras que la de Kosovo llevada a cabo en 2008 ha sido reconocida por la mayoría de la comunidad internacional a excepción de Serbia (estado del cual se separó) y Rusia (aliada de la anterior), la de Cataluña (producida en 2017) no ha recibido ningún reconocimiento internacional, y en el momento de escribir estas líneas ya casi ni queda sobre el papel, con un gobierno perseguido por las autoridades judiciales españolas.

El reconocimiento internacional de una DUI depende de los intereses geopolíticos de los demás países.

Por ejemplo, en el caso de Kosovo, los países que la han reconocido son, en su mayoría, las democracias occidentales de la órbita estadounidense. No lo reconocen Serbia (como problema propio), España (ya que podría sentar un precedente de cara a Cataluña, siendo un caso similar), Rusia (aliada de Serbia y con el caso de Chechenia), o China (por el Tibet). Tampoco la reconocen otros países en África y Latinoamérica.

En total, y en el momento de escribir este artículo, 111 de los 193 estados miembros de las Naciones Unidas no reconocen a Kosovo.

Si pasamos ahora a Cataluña, los países de la Unión Europea han considerado el caso como un tema interno de España. Un proceso de independencia en el seno de la Unión Europea podría ser dificultoso, y más si este es unilateral, como es el caso, y no acordado al contrario que en el caso escocés.

Además de que la diplomacia española ha trabajado activamente en contra del reconocimiento de Cataluña (e, incluso de que la reclamación del pueblo catalán haya llegado a la esfera internacional), la proclamación de la República de Cataluña no ha sido apoyada ni reconocida por ningún otro país de Europa, habiéndose manifestado todos ellos en contra con la excepción de Israel, que no se ha manifestado en un sentido u otro (en cambio, la Autoridad Nacional Palestina sí lo ha hecho en favor de la unidad de España).

Para que la DUI funcione y sea efectiva, la entidad nacional que declara su independencia debería tener el control de ciertos puntos clave.

Entre estos, destacan los aeropuertos, puertos (en el caso de países con litoral), fronteras y medios de comunicación (estos últimos, para transmitir mensajes a la población). Ello es debido a asegurar que las decisiones del gobierno secesionista tengan repercusión y sean materializadas, independientemente de que haya o no haya reconocimiento internacional.

Nuevamente, podemos tomar como polos opuestos en este terreno los ejemplos de Kosovo y Cataluña.

Mientras que la primera tenía un cierto control del terreno debido a que había en marcha una revuelta armada, en el caso catalán el gobierno optó -ante la violencia ejercida en el referéndum del 1 de octubre por parte de las autoridades gubernamentales y policiales españolas- por una declaración simbólica sin tomar las medidas de control del terreno por temor a represalias armadas.

Las DUI generan rechazo en el país del cual se separa el territorio que las declara, ya que es una independencia no pactada.

Este rechazo puede traducirse en acciones militares o policiales, como en el caso de Kosovo, donde tuvo que ser la comunidad internacional la que pusiera freno a las actividades del ejército serbio, o en el caso de Cataluña, con la suspensión de la autonomía de la región después de la violenta acción represiva policial del referéndum del 1 de octubre.

Para resumir, debemos subrayar el hecho de la unilateralidad en la decisión de independizarse, lo que lleva a la posibilidad de que la declaración no sea reconocida internacionalmente.

Imágenes: Fotolia. Curto - Katja


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos