Importancia de la Edad del Bronce

Dentro de la clasificación que se ha establecido universalmente para comprender la Prehistoria humana aparecen tres edades que tienen que ver específicamente con el tipo de material que se ha podido recuperar y que nos permite saber qué elementos eran utilizados en cada período como base para la construcción de herramientas, armas, etc. Se acepta que diferentes materiales representan diferentes dificultades técnicas y por eso se ha especificado a la Edad de Piedra como la más primitiva, seguida por la intermedia Edad del Bronce y finalizada con la más avanzada o Edad de Hierro.

La Edad del Bronce y una fuerte significancia respecto de los avances humanos

Para comenzar, debemos decir que la Edad del Bronce se ha establecido especialmente para la región de Europa y el Cercano Oriente ya que si bien el arte de la metalurgia existió en otros pueblos, fue allí donde se llegó a desarrollar a un nivel más complejo y sólido. Se estima que el bronce se pudo manejar y utilizar como base para herramientas de todo tipo cerca del IV milenio antes de Cristo, es decir en los años 3000 a.C., época en la que también se comenzó lentamente a desarrollar la escritura en diferentes pueblos.

Del mismo modo que ocurre con las tres edades mencionadas más arriba, la Edad de Bronce se ha subdividido a su vez en tres etapas que muestran diferencias en la construcción, elaboración y manejo de herramientas y utensilios de bronce. A groso modo podemos hablar de una Edad de Bronce Antigua, del Bronce Medio y por último del Bronce Tardío o Reciente.

Características de una de las etapas más fructíferas de la Humanidad

Es relevante señalar aquí que uno de los avances más fuertes que representó el Bronce sobre las herramientas de piedra construidas hasta entonces era que el mismo era mucho más fácil y liviano para maniobrar. Al mismo tiempo, era más resistente y por lo tanto podía convertirse en hachas, flechas, puntas de lanza e incluso espadas primitivas.

Este tipo de material ha sido considerado esencial o un elemento de supervivencia ya que gracias a su uso muchos pueblos pudieron emprender extensas y victoriosas batallas con pueblos cercanos por el control de las regiones fértiles y de los ríos. Tanto las armas hechas de bronce como los utensilios que se comenzaron a utilizar como elementos decorativos permitieron asegurar avances y éxito o superioridad que en definitiva era parte de la supervivencia misma.

Imágenes: Fotolia. Archivist

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos