Importancia de la Educación Física

De todos es conocida la frase “una mente sana en un cuerpo sano”. Con ella se expresa una idea fundamental: que la mente y el organismo deben permanecer en equilibrio. Para cultivar la mente hay un camino basado en la curiosidad y en el aprendizaje constante. Para cultivar el cuerpo es necesario ejercitarse con un entrenamiento sistemático y con una metodología.

La asignatura de Educación Física ha ido evolucionando

Los antiguos griegos daban mucha importancia a la cultura física. Se ejercitaban en lucha y varias disciplinas atléticas y daban importancia a la estética del cuerpo humano. La finalidad del entrenamiento era doble: mantener el cuerpo saludable y bello y, al mismo tiempo, prepararlo para la guerra.

Cuando el sistema educativo se generalizó en el siglo XlX la formación física era prácticamente inexistente. Con el tiempo algunos colegios incorporaron ciertas actividades, principalmente la gimnasia, como un complemento y como una forma de entretenimiento. Sin embargo, en las últimas décadas la asignatura de Educación Fisica ha sido reconcida como una materia fundamental para la formación de la población escolar.

¿Qué se aprende en una clase?

En primer lugar, los estudiantes aprenden a conocer su propio cuerpo. Se ejercitan en todo tipo de destrezas relacionadas con la fuerza, la flexibilidad, la coordinación de movimientos o la elasticidad.

Consignas que construyen carácter

Desde un punto de vista formativo, la práctica deportiva va acompañada de una serie de valores. Así, los alumnos aprenden a trabajar en equipo, a relacionarse unos con otros y, sobre todo, a ganar y a perder. Una de las enseñanzas implícitas en todo deporte es que nada se consigue sin esfuerzo.

Todo deporte o actividad física requiere de una cierta disciplina. Por otra parte, es necesario respetar unas reglas y procedimientos (el respeto a las reglas de un juego o deporte equivale al respeto a cualquier tipo de normas legales). Como en otras actividades humanas, en el deporte hay dos opciones: practicarlo limpiamente (el conocido fair play) o bien introducir trampas para conseguir la victoria.

El papel del profesor

Como en cualquier otra asignatura, el profesor de educación física juega un papel relevante. En este sentido, el docente debe tener en cuenta una serie de cuestiones:

- No todos los alumnos tienen las mismas capacidades y aquellos que tienen alguna limitación deben ser atendidos de manera específica. Como es lógico, debe evitarse en todo momento cualquier forma de exclusión.

- Si la actividad física se realiza indebidamente, se pueden producir lesiones. Por otro lado, para prevenir situaciones de riesgo para la salud es aconsejable que los estudiantes pasen una revisión médica.

- Las clases de educación física tienen que planificarse y adaptarse a la edad de los escolares.

- Un buen profesor es aquel que sabe potenciar las habilidades de sus alumnos y quien corrige los comportamientos antideportivos.

Bases nutricionales, y la necesidad de ejercitarse siempre

Los tiempos de hoy en día llevan a muchas personas a descuidar su cuerpo, dejando de lado no solo las horas de descanso necesarias, sino también teniendo una mala alimentación, que implica no solo no tener una dieta equilibrada sino a veces no alcanzar la cantidad de nutrientes necesaria para las exigencias básicas del organismo, lo que lleva muchas veces a pensar que comer bastante, es comer bien.

Y es allí cuando comienzan los problemas de sobrepeso, acompañado además del trabajo de oficina que lleva a una vida sedentaria, y empezamos a preocuparnos por nuestro cuerpo, por lo que una de las primeras opciones que pensamos es la de hacer ejercicio, aunque ello a veces puede ser perjudicial si se realiza sin los controles pertinentes y los conocimientos adecuados para la realización de las actividades.

Lógicamente, uno de los puntos fundamentales es evitar el sedentarismo, fomentando a llevar una vida con una actividad física moderada, pero también está relacionada a las actividades deportivas como parte de una socialización, aprendiendo a acatar reglas, trabajar en equipo y plantearse distintos objetivos. Es por ello que desde pequeños en el colegio, en las horas de educación física, se nos enseña, como señalamos anteriormente, los valores de la sana competencia además de poder relacionarnos con distintos compañeros realizando deportes grupales, permitiendo no solo un desarrollo de la adaptación sino también inculcando valores de tolerancia, respeto y compañerismo.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos