Importancia de la Educación Pública

Pilar de las grandes sociedades urbanas del siglo XX, la educación pública es uno de los elementos que ha permitido el desarrollo cultural de los diferentes sectores de la sociedad que hasta ese momento permanecían excluidos del proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, ha contribuido a la conformación de una masa de habitantes identificados con los símbolos patrios de un país, su historia y sus tradiciones.

El nacimiento de una nueva forma de transmitir conocimiento: la escuela pública

Podríamos decir que desde la segunda mitad del siglo XIX y sobre todo a lo largo del siglo XX se hizo popular en muchos países de Occidente la noción de que era importante educar a la gran masa de habitantes de un país, permitirles el acceso a la alfabetización y transmitirle el conocimiento que imitaba al académico y que nunca antes había sido puesto al servicio de sectores trabajadores de la sociedad.

Esto tuvo que ver con la necesidad de construir Estados donde la población a gobernar tuviera sentimiento de pertenencia y de participación activa en la construcción de esa realidad. Es de este modo que por mucho tiempo todos los sectores de la población pudieron mezclarse en las escuelas públicas recibiendo una educación equilibrada y sin diferencias sociales.

¿Cuál es el rol hoy de la educación pública?

Al pasar las décadas y transformarse la sociedad moderna de Occidente, también se transformaron las tradiciones y así entró en el juego de la educación un término que antes no era central: la privatización de la educación. De este modo, gran cantidad de sectores de clase media pudieron acceder a fines del siglo XX a una educación privada que se suponía de mejor calidad que la pública. De este modo entró en crisis el concepto de la educación pública y desde entonces se mantiene en esa situación.

Sin embargo, es muy importante señalar que la educación pública ha logrado y sigue logrando aún hoy equilibrar el acceso a la educación o aprendizaje para todas las clases sociales. Esto implica que cualquier persona, independientemente de su condición socioeconómica puede acceder a la educación (que es entendida como un derecho y no como un privilegio) para capacitarse, completar el nivel mínimo de estudios obligatorios y poder con ello construir un mejor futuro para sí y su familia.

Además, rompe con la idea de que quienes tienen dinero deban acceder a una mejor educación porque incluso muchas veces posee más nivel aquella educación que se da en un marco de igualdad que aquella que implica el negocio.

Imágenes: Fotolia. Sonulkaster - Jpgon


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos