Importancia de la Emisión de Dióxido de Nitrógeno

La protección del medio ambiente es una cuestión que nos afecta a todos por igual, pues el planeta es nuestro hogar y nos conviene que se mantenga limpio y seguro. Uno de los peligros relacionados con la contaminación es la emisión de dióxido de nitrógeno.

Uno de los mayores responsables son los vehículos

La atmósfera está compuesta principalmente por dos gases: nitrógeno y oxígeno. Los vehículos a motor absorben el aire formado por nitrógeno y oxígeno y las temperaturas elevadas en el interior del motor producen una nueva sustancia, el dióxido de nitrógeno. Este nuevo gas es especialmente tóxico.

Una sustancia nociva para la salud y dañina para el medio ambiente

Los motores de vehículos producen óxidos de nitrógeno y uno de ellos es el dióxido de nitrógeno. Esta sustancia tiene un impacto sobre la salud y puede desencadenar neumonía, bronquitis o daños en el sistema inmunológico.

Desde el punto de vista medio ambiental, esta sustancia tiene una relación directa con el efecto invernadero, con la lluvia ácida y con la niebla tóxica.

El escándalo Volkswagen

En 2015 se dio a conocer uno de los mayores fraudes del sector automovilístico. La compañía alemana reconoció que había manipulado sus motores diésel para que estos parecieran más ecológicos. Los datos sobre la emisión de dióxido de nitrógeno fueron alterados para que los consumidores pensaran que estaban conduciendo un vehículo ecológico.

La agencia de protección medioambiental de Estados Unidos detectó que los fabricantes habían alterado el funcionamiento de sus vehículos para disimular sus emisiones contaminantes (los niveles de contaminación fueron cuarenta veces mayores que los datos oficiales facilitados por la compañía).

Para camuflar el engaño los responsables incorporaron en los vehículos un software que facilitaba información falsa. Se estima que dicho fraude afectó a más de 10 millones de vehículos en todo el mundo.

El engaño de la marca alemana no tuvo consecuencias sobre la seguridad de los vehículos, pero sí tuvo un evidente impacto sobre el medio ambiente. El hecho no solo es una amenaza contra el medio ambiente, sino que además es un fraude para los consumidores, ya que la marca Volkswagen se promocionaba con campañas publicitarias en las que se ofrecía una imagen comprometida con la sostenibilidad del planeta.

El escándalo ha tenido todo tipo de consecuencias para la marca: pérdidas en la bolsa, sanciones millonarias, destituciones en la cúpula directiva, descenso en la venta de vehículos, pérdida de credibilidad y proyección de una imagen negativa.

Por su parte algunos analistas consideran que el fraude ha tenido una consecuencia positiva: los consumidores cada vez confían más en los vehículos eléctricos.

Imágenes: Fotolia - rob z, roma79

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos