Importancia de Enfrentar la Contaminación

La especie humana se enfrenta a uno de los retos más importantes de su historia: encontrar soluciones viables para reducir la contaminación atmosférica. Hay que tener en cuenta que la contaminación es una realidad que afecta a todo tipo de circunstancias y realidades: a la salud de los humanos, al equilibrio climático, a la calidad del agua o a la adaptación de especies animales y vegetales a sus distintos hábitats.

En síntesis, se trata de un problema que tiene relación con la supervivencia del propio planeta en su conjunto.

Los avances que se han producido no son suficientes

La comunidad científica ha explicado cuáles son las previsibles consecuencias de la contaminación. En este sentido, los gobiernos de los distintos países saben lo que podría hacerse para solucionar los problemas, pero a pesar de ello no se adoptan todas las medidas necesarias. En otras palabras, ya se ha hecho un diagnóstico de la enfermedad pero todavía no se ha puesto en marcha el tratamiento definitivo para curarla. Las cumbres internacionales de Tokio y de Paris y la denuncia de instituciones que defienden el medio ambiente han servido para concienciar a la humanidad sobre los problemas de la contaminación. La concienciación es un paso importante pero no es suficiente.

Una de las claves para enfrentar el problema de la contaminación tiene relación con el modelo económico actual

La economía actual se basa en tres pilares fundamentales: la explotación ilimitada de recursos naturales, la búsqueda de mayores beneficios a cualquier precio y el uso de energías contaminantes.

Los recursos naturales deberían ser explotados con criterios racionales y sostenibles. Esto implica que no es aceptable que el beneficio inmediato de un sector económico ponga en riesgo el futuro del propio sector. Esto es lo que sucede con las actividades pesqueras, mineras o forestales que obtienen grandes beneficios pero acaban destruyendo su fuente de ingresos.

Toda actividad empresarial busca el mayor beneficio posible

Este principio tiene sentido siempre y cuando no se imponga la regla del "todo vale". En otras palabras, hay que generar riqueza pero sin destruir. Esta idea se plasma en lo que actualmente se denomina economía sostenible.

Necesitamos energía para desarrollar una actividad industrial, para cubrir nuestras necesidades en el hogar o para desplazarnos. No todas las fuentes de energía son iguales, pues unas son altamente contaminantes y nocivas, mientras que otras son limpias y no generan daños colaterales.

Imágenes: Fotolia. Yuttagarn17 / Ernest


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos