Importancia de Entender la Ciencia

El saber científico comprende un conjunto de principios, teorías y leyes que nos permiten comprender la complejidad del mundo que nos rodea. Sin las herramientas de la ciencia, el ser humano se encontraría perdido y rodeado de realidades inexplicables.

El papel de la ciencia en la vida cotidiana

En una primera aproximación al conocimiento científico nos encontramos con teorías difíciles de comprender y que aparentemente no tienen relación directa con nuestras actividades diarias. Esta percepción es parcialmente falsa, ya que la ciencia puede ser compleja pero tiene un protagonismo incuestionable en nuestras vidas.

- Nos levantamos por la mañana y escuchamos la radio para saber qué tiempo va a hacer y la información que recibimos proviene de una rama de la ciencia, la meteorología.

- Salimos de nuestra casa y nos subimos a un vehículo a motor para desplazarnos hasta nuestro puesto de trabajo y en esta acción estamos interactuando con las leyes fundamentales de la combustión.

- A media mañana sentimos dolor de cabeza y tomamos un analgésico para aliviar el malestar y dicho analgésico es eficaz porque contiene un principio activo que alivia el dolor.

- Después de comer calentamos un café en el microondas, un aparato eléctrico que funciona por ondas electromagnéticas que generan calor.

- Al finalizar la jornada decidimos ducharnos con agua templada, lo cual es posible por el equilibrio térmico que se produce entre el agua fría y la caliente.

- Finalmente nos vamos a dormir y durante el sueño se activa en nuestro cerebro una actividad eléctrica determinada.

El relato de esta jornada imaginaria nos recuerda que la ciencia no puede separarse de la vida cotidiana.

En síntesis, la ciencia cumple con múltiples funciones:

1) combate la ignorancia,

2) aporta soluciones donde antes había problemas,

3) establece límites entre el conocimiento fiable y la superstición y

4) inicia nuevos caminos para que la humanidad avance.

En otras palabras, elimina incertidumbres y proporciona certezas. Si por algún extraño motivo desapareciera el saber científico, no tendríamos más remedio que crear una nueva ciencia.

Un conocimiento para progresar o para destruir

Como cualquier otro saber o disciplina, la ciencia no es buena o mala sino que su orientación depende de la voluntad de los hombres. Gracias a este mundo de estudio, hemos podido curar enfermedades, conocer el universo, predecir fenómenos de la naturaleza y eliminar todo tipo de falsas creencias.

A pesar de sus innegables logros, las herramientas científicas también pueden generar situaciones indeseables: bombas de destrucción, manipulaciones genéticas contrarias a los derechos humanos o cualquier otro procedimiento perverso opuesto a los principios éticos más elementales. Lamentablemente, en estos casos estamos ante un uso perverso, manipulado, y gobernado por intereses económicos y políticos que aprovechan avances de la peor manera posible, aún a pesar de los argumentos que puedan manifestarse. Es el rostro más horrible de la naturaleza humana.

Imágenes. Fotolia. Helen_F - Amili


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos