Importancia de la Equidad

equidadLa importancia de la equidad radica en el hecho de que reconoce en los distintos hombres un valor que debe respetarse de forma tal de que las diferencias de clase, de etnia, o de pensamiento sean totalmente secundarias y anodinas. Esta circunstancia se manifiesta en distintos criterios que guían a las instituciones humanas. Un ejemplo ilustrativo puede ser la igualdad ante la ley, circunstancia que da cuenta de la importancia que la misma se aplique de la misma forma para cualquier individuo, independientemente de sus condiciones particulares. Este tipo de valoraciones nos vienen legadas en buena medida desde la modernidad, momento en donde existe una clara ruptura con respecto a la sociedad estamental que hasta el momento había existido de forma predominante.

En el ámbito económico, no obstante, este concepto es bastante discutido. En efecto, existe un discurso que tiende a considerar las diferencias desde el punto de vista económico como inevitables y hasta cierto punto como cumpliendo un tipo de rol en el sistema. Este planteamiento tiende a fundamentarse en la productividad marginal; según el mismo, los individuos que mayor valor agreguen a la sociedad en función de sus capacidades productivas, tenderán a tener una mejor posición económica. No obstante, este planteo es harto discutible, y de hecho se han planteado críticas a lo largo de la historia que tienden a desmerecer esta suerte de visión meritocrática. La última, y la más importante en términos de impacto mediático se ha llevado a cabo hace poco tiempo de parte de Thomas Piketty, economista francés que dio cuenta de una recopilación de datos que atraviesa un período extenso de tiempo y que establece que el capital ha tenido un rendimiento superior al crecimiento de la economía, hecho que lleva inevitablemente a una acumulación desmesurada y a una consecuente desigualdad que poco tiene que ver con los méritos de algunos individuos.

En cualquier caso, la equidad debería ser puesta como un valor a defenderse si la misma se fundamenta en la dignidad del ser humano. En efecto, este hecho debiera ser un norte para cualquier discurso que se enfoque a tratar el tema. Lamentablemente, esta situación fue muchas veces soslayada a lo largo de la historia, hecho que llevó a procesos que generaron perjuicios a distintos sectores de la sociedad, como asimismo a un rencor que en ocasiones tomó mucho tiempo en disiparse. Con suerte, en el futuro, estas problemáticas se superen o al menos se reduzcan considerablemente.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos