Importancia de la erupción del Vesubio que destruyó Pompeya

Fue una catástrofe natural ocasionada por la erupción del volcán Vesubio,cito en la región italiana de la Campania, en el siglo I A.C., y cuyo impactante saldo fue la desaparición por completo de la ciudad de Pompeya, gran parte de la de Herculano, y la muerte de unas cinco mil personas.

Una erupción volcánica que se tragó una ciudad completa

Este volcán, cercano a la ciudad de Nápoles, es uno de los mas peligrosos del mundo, y luego de este devastador evento continuó acechando la tranquilidad del lugar que hoy cuenta con cerca de tres millones de habitantes.

Su última gran actividad de produjo en el año 1944, causando estupor a razón de sus antecedentes, inclusive guarda el récord de ser el único volcán europeo que presentó tan violenta reacción recientemente y se acercó a la histórica tragedia de Pompeya al haber producido casi la desaparición de otra ciudad: San Sebastiano.

Los varios miles de pobladores, allá por el siglo I A.C., estaban acostumbrados a movimientos y estruendos vinculados a la actividad del mencionado volcán, pero lo que sucedió ese 24 de agosto del año 79 A.C. no tuvo punto de comparación con nada de lo que ocurrió con anterioridad porque la ciudad y sus habitantes, literalmente desaparecieron, e incluso, lugares lindantes padecieron la furia inesperada de la naturaleza.

El proceso volcánico comenzó con una columna de humo proveniente del volcán, que se fue extendiendo de a poco a la población.

La población murió masivamente por el fuego y la inhalación de un humo tóxico

Las mencionadas Pompeya y Herculano se vieron afectadas por una combinación de materiales intrínsecos a la actividad volcánica: lava, cenizas, fango, que rápidamente se difundieron al interior de las casas causando un caos fenomenal.

Todos se aprestaron a huir pero muy pocos lo lograron.

Muchos documentos fotográficos posteriores, nos han mostrado siglos después, gracias a la investigación arqueológica, cadáveres de ciudadanos calcinados en medio de la huida y la inmediata destrucción de gran parte de la región.

En la ciudad mas golpeada: Pompeya, el daño fue mayor y se materializó con lluvia de ceniza y piedras volcánicas de gran tamaño que cubrieron todo a su paso, algunas incluso terminaron con la vida de varias personas.

La otra gran dificultad fue la falta de oxígeno producto del humo que también causó la muerte y desesperación.

Un lugar sagrado para romanos y griegos

Alrededor de su historia se ha tejido una leyenda que las culturas y mitologías griega y romana se ocuparon de agrandar.

Ambas civilizaciones clásicas lo consideraban un lugar sagrado, destinado al culto del héroe griego/romano Hércules/Heracles.

Por caso es que a la ciudad de Herculano se la llamó de ese modo a modo de homenaje.

Pompeya era por aquel tiempo una floreciente ciudad cuya riqueza era el comercio.

El escritor Plinio el joven, fue el gran difusor de la historia de la trágica erupción, y gracias a lo que él relató es que la humanidad pudo conocerla.

Patrimonio de la Humanidad y centro turístico

A medida que se difundió la historia la popularidad de Pompeya y de Herculano se acrecentó y así es que hoy son dos epicentros turísticos, que cada año atraen a miles de turistas del mundo que quieren adentrarse en la historia de ese impactante evento.

La UNESCO la honró con la distinción de ser declarada Patrimonio de la humanidad en 1997.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos