Importancia del Estado Púnico-Cartigenés

En las crónicas de griegos y romanos se describía la ciudad-estado de Cartago situada al norte de África como un lugar incivilizado en el que sus habitantes se movían solamente por intereses comerciales. Esta idea que nos ha llegado no se corresponde con la verdad y a partir del siglo XlX los investigadores empezaron a redescubrir el auténtico estado púnico-cartaginés.

La lucha por el control del Mediterráneo

Hacia la mitad del siglo lll a. C los romanos comenzaron la conquista de nuevos territorios en el Mediterráneo.

Durante más de dos décadas Roma y Cartago se enfrentaron para controlar las principales rutas marítimas. Los romanos salieron victoriosos e impusieron duras sanciones a los vencidos. En ese contexto Aníbal, el hijo de Amílcar Barca, decidió vengarse de Roma y en las batallas de Trebia y Cannas consiguió doblegar a las tropas romanas. El balance final fue favorable a Roma, que consiguió derrotar a los cartagineses en las célebres Guerras Púnicas.

Según varios estudios arqueológicos Cartago se fundó en el siglo lX a.C y sus primeros pobladores fueron los fenicios. Con el paso del tiempo la ciudad-estado se convirtió en una potencia marítima y comercial y sus intereses acabaron chocando con dos grandes civilizaciones: Grecia y Roma.

Hoy sabemos que Cartago contaba con instituciones bien gobernadas y su administración se caracterizaba por una división entre el poder legislativo y el ejecutivo

Al tratarse de una sociedad abierta en la que convivían pobladores de origen fenicio con pobladores locales, los extranjeros eran bien recibidos y podían ocupar cargos en la administración pública.

Desde el punto de vista político contaban con una constitución muy avanzada para su época y el propio Aristóteles lo reconoció en su obra la Política. En la esfera económica y social, los mercaderes de la ciudad-estado fueron un precedente histórico de los burgueses.

Por su parte, desde una mirada urbanística, la ciudad estaba diseñada con criterios muy avanzados: calles perfectamente diseñadas, barrios con cisternas para almacenar agua y casas con varios niveles donde se instalaban pequeños talleres de artesanía.

El pueblo cartaginés destacó por su actividad comercial en el Mediterráneo y gracias a su poderosa flota realizaron algunas expediciones por las costas africanas. También, eran grandes agricultores que introdujeron novedosos sistemas de riego.

El imperio púnico-cartaginés

Durante más de trescientos años la ciudad de Cartago extendió sus colonias y redes comerciales en amplios territorios del Mediterráneo: Sicilia, Córcega, Cerdeña, el sur de la península ibérica y el norte de África.

Para algunos estudiosos la clave de su expansión se encuentra en su avanzada tecnología para la navegación y en su espíritu emprendedor.

Imagen: Fotolia. Leonid Andronov

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos