Importancia de la Evacuación

La vida en las grandes ciudades puede presentar numerosos problemas o conflictos. Algunos de ellos tienen que ver con la presencia de amenazas a la seguridad que pueden tener orígenes naturales (como por ejemplo, los desastres estilo tornados, terremotos, huracanes, maremotos, tsunamis) u orígenes humanos (por ejemplo, atentados, amenazas de bomba, secuestros).

En cualquiera de los dos casos, contar con un protocolo de evacuación es vital para lograr el menor daño posible en vidas humanas y en daños materiales.

La prevención ante posibles catástrofes naturales como una forma de mejorar la vida

Hay ciertos lugares y puntos geográficos del planeta donde encontramos mayor tendencia a presenciar catástrofes naturales tales como terremotos, sismos, huracanes, tsunamis. Todos estos fenómenos naturales pueden ser altamente dañinos y muy peligrosos para la vida humana ya que alteran el medio ambiente e impiden la vida tranquila y segura. En estos casos, los Estados deben promover el uso de protocolos de evacuación que se adecuen a las reglas y que estén pensados según las necesidades y características de cada caso.

En este sentido, los lugares que sufren constantemente terremotos poseen protocolos de evacuación que hacen que las personas sepan exactamente hacia dónde dirigirse y dónde no permanecer de modo de evitar la mayor cantidad posible de daños o lesiones. La evacuación siempre implica acceder a lugares abiertos, no estar cubiertos por estructuras o construcciones, etc.

La evacuación ante situaciones imprevistas y su necesidad

A pesar de que los fenómenos naturales puedan ser detectados con mayor o menor facilidad, existen situaciones generadas por el ser humano donde la evacuación también es de gran importancia. Hablamos de circunstancias que normalmente implican violencia, como por ejemplo los atentados, las amenazas de bomba, incendios, los secuestros, los tiroteos, etc.

En todos estos casos, las personas también deben poseer un mínimo nivel de conocimiento sobre cuáles son las actitudes esperables a realizar y cuáles no. En este sentido, la evacuación debe darse de la manera más tranquila y serena posible, especialmente si hablamos de grandes cantidades de personas involucradas.

Al mismo tiempo, es esencial que se acuda a espacios a resguardo o protegidos del posible ataque y que limiten el acceso a las víctimas.

Por último, la evacuación debe tener como primer objetivo permitir el escape de las personas pero también de asegurar la asistencia médica y psicológica a quienes hayan podido terminar lesionados o afectados emocionalmente. Es por esto que es muy importante contar con servicios de atención a la salud que ofrezcan rápidamente esta atención.

Imágenes Fotolia: freehandz / alcatrax1981

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos