Importancia del Éxito

En la sociedad actual en la que vivimos sin duda alguna uno de los elementos más importantes es el éxito. En la vida personal, en el trabajo, en las decisiones que uno toma, en el modo en que maneja su propia economía: en todo está presente el éxito y el mismo se vuelve casi uno de los únicos motores que nos mueve. Cada vez pesan menos otros valores como la solidaridad, la ideología o el coraje. Nuestras acciones suelen estar marcadas en gran parte por nuestra búsqueda del éxito.

¿Cómo comienza todo? El éxito no fue predominante siempre

La noción de éxito tal como la conocemos nosotros es un elemento que comienza a moldearse en la Edad Moderna, más específicamente en el siglo XIV. Con el desarrollo del capitalismo, el valor predominante comenzó a ser el éxito. Especialmente el éxito personal. Así, todas las acciones, que antes estaban dedicabas a rendirle honores a Dios, comenzarán a llevarse a cabo por puro placer y beneficio personal. Nace con el capitalismo la noción de individualismo y también aquella que nos dice que sólo nuestras acciones pueden marcar nuestro camino.

El éxito se ha convertido para las sociedades mundiales la clave de la vida. Si bien todavía existen expresiones espirituales o donde prima la solidaridad, la mayoría de los vínculos, las acciones, las decisiones que tomamos se relacionan directamente con nuestra búsqueda del éxito y del triunfo. No lograr ser exitosos en nuestra vida es un fracaso y puede fácilmente significar problemas anímicos como la frustración o la desesperación.

El éxito visto desde otro punto de vista: ¿se es posible pensar en otro además de mí?

A pesar de que todo lo que nos rodea nos dice y señala permanentemente que el éxito es sólo una cuestión individual, que cada uno de nosotros tiene que luchar por su éxito propio, también es cierto que una persona puede ser exitosa cuando ayuda a otros que lo necesitan, cuando pone sus recursos materiales o humanos a disposición de otros. En este sentido, el éxito se vuelve una necesidad importantísima para poder vivir y convivir de manera más humana posible.

El éxito también puede ser encontrarnos con nosotros mismos de otro modo, dejando de lado lo material y las riquezas para pensar en la trascendencia, en lo que podemos dejarle al mundo agradeciéndole por todo lo que nos dio. Así, todos seremos exitosos y nuestra confianza o satisfacción no dependerá ya solamente de los resultados de nuestras acciones sino de la vida comunitaria armoniosa y reflexiva.

Imágenes: Fotolia. sergeygerasimov - wizdata


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos