Importancia del Futurismo

Una de las vanguardias artísticas más importantes del siglo XX fue la del futurismo, aquella que propuso una ruptura con la tradicional observación de la naturaleza y la vida humana para retratar fenómenos generados por la tecnología, la velocidad y las máquinas.

Origen y razón del nacimiento

Como todas las vanguardias y escuelas artísticas surgidas en el siglo XX, el futurismo se vinculó directa y claramente con la época en la que nació. Se considera que su aparición en la escena artística europea se dio a finales de 1900, siendo que para la década de 1910 algunos de sus exponentes ya estaban destacados en galerías y exposiciones.

Esta escuela tuvo su mayor fuerza en Italia, lugar donde el siglo XX vio surgir un número importante de fábricas y de empresas automóviles. Recordemos que la velocidad y las máquinas de transporte han sido para los futuristas centro de interés muy claro, por eso su nacimiento no estuvo aislado del contexto. Los pintores y escultores futuristas mostraron una especial admiración y maravillamiento por las formas de los engranajes, el funcionamiento de las máquinas y el movimiento de las distintas partes de una máquina.

Manifiesto e ideario de una vanguardia novedosa

El futurismo, tal como señalamos, surgió en medio de sociedades que comenzaban muy lenta pero irremediablemente a cambiar y en cuyas vidas cotidianas la presencia de las máquinas era inexorable. De este modo, estos artistas, entre los que debemos mencionar al ideólogo Filippo Tommaso Marinetti, se vieron atraídos por retratar en sus obras tanto pictóricas como escultóricas aquellos fenómenos observables en la cotidianeidad de las grandes ciudades.

Alejados de la naturaleza y sus fenómenos, los futuristas hicieron especial hincapié en mostrar las formas, siluetas, colores, dinamismo que se generaba en cosas simples como un motor, una bicicleta, un auto funcionando o una máquina en una fábrica. Esto se hizo muy visible en pinturas donde lo que resalta es la dinámica del plano, ocurriendo lo mismo en la escultura que en numerosas ocasiones escapó a los límites tradicionales de la escultura académica.

La lucha contra el pasado, esencia del futurismo

Como ocurrió con muchas vanguardias, el futurismo tuvo un planteo ideológico que sobrepasó a los elementos artísticos en sí mismos y que estuvo relacionado con planteos filosóficos y ontológicos respecto del ser humano y su existencia.

Los futuristas demostraron en escritos y manifiestos su desprecio por el pasado: mirar atrás era para ellos sinónimo de atraso y de primitivismo. Su deseo era construir, a partir de la observación de la tecnología, una mirada hacia el futuro que pusiera en escena el avance humano y su interminable búsqueda por superarse.

Imágenes: Fotolia. moz87 - vectorstory


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos