Importancia de Gatear para los Niños

Cada bebé lleva adelante en los primeros momentos de su vida un proceso de desarrollo y crecimiento que le permiten convertirse en seres más complejos. Algunos de esos cambios tienen que ver con sus capacidades intelectuales, como lo es por ejemplo, el habla, y otros tienen que ver con sus destrezas físicas. Así, el gateo para los niños es una etapa fundamental de su desarrollo y su movilidad ya que le permite independizarse de los adultos.

La etapa del gateo se considera la base de la independencia de cualquier ser humano

Cuando hablamos de gateo, hacemos referencia al acto por el cual un bebé se pone sobre sus cuatro miembros y avanza apoyando las manos y las rodillas. Este movimiento implica un importante avance ya que señala la consolidación y desarrollo de sus músculos, pudiendo entonces poder movilizarse por su cuenta y no a partir de que lo muevan o coloquen en diferentes lugares los humanos a su alrededor.

El gateo es, como todo en un bebé, un proceso. Esto significa que puede no darse de un día para otro sino que implica un paciente trabajo de parte de los padres del bebé para estimularlo e incitarlo a que logre desarrollar estabilidad, equilibrio y seguridad. Los pasos que da un bebé al gatear hacen que pueda avanzar fácilmente sobre distintas superficies y eso le permitirá desplazarse como un ser autónomo que ya no necesita de sus padres para movilizarse de un lugar a otro.

Es central para la salud del bebé acompañarlo en su proceso de gateo y no dejarlo solo

No podemos dejar de mencionar el hecho de que el gateo para un bebé es obviamente algo positivo pero que puede comportar muchos peligros si el bebé en cuestión no es acompañado, protegido y cuidado por adultos responsables. Esto es así debido a que cuando el niño o niña deciden avanzar o desplazarse hacia algún sitio pueden entrar en espacios peligrosos, perder el equilibrio, caer o lastimarse.

En esta etapa es entonces fundamental que los padres del niño o niña le brinden un espacio seguro y contenido como un corralito donde pueda practicar, mejorar su habilidad para desplazarse y hacerlo con paciencia. De este modo se evitarán peligros y situaciones que puedan dañar la seguridad del bebé. El gateo, desarrollado correctamente y con la adecuada asistencia de sus papás, es el paso previo a que el bebé pueda comenzar a pararse sobre sus pies y con eso caminar progresivamente.

Imágenes: Fotolia - tanita_b / pamela-henderson


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos