Importancia de la Guerra de los Mil Días

Sin duda alguna, la llegada de lo que se entiende como modernidad a América Latina significó un profundo quiebre y serios conflictos que tendrían que ver con la reorganización de los Estados, con la consolidación de los partidos políticos, el fin de la anarquía y la reafirmación de que para poder pertenecer al sistema económico mundial era central ordenar la realidad de cada país.

¿Qué tipo de conflicto y quiénes se enfrentaron?

La guerra conocida oficialmente como la Guerra de los Mil Días tuvo lugar en el actual territorio de Colombia, entre los años 1899 y 1902, sumando en total más de 1100 días de conflicto. Como ocurrió en la mayoría de los nuevos países latinoamericanos en aquella época, este enfrentamiento tuvo como principal objetivo o causa los intentos de partidos políticos opuestos por hacerse del poder.

En este conflicto se vieron enfrentados los deseos e intereses del Partido Conservador y del Partido Liberal, expresiones políticas bien opuestas sobre cómo llevar adelante el futuro del país. Mientras que Manuel Antonio Sanclemente fue el líder del primero, Gabriel Vargas Santos actuó como líder del segundo.

Los enfrentamientos y el desarrollo del conflicto

La época en la que nos ubicamos ha sido para todo el continente una época de mucho tumulto tanto económico como político y social. Las nuevas naciones comenzaban a integrarse al sistema económico mundial y uno de los principales requisitos para lograrlo era ordenar y sanear la situación política, el caos y la anarquía. En el caso de Colombia, los dos partidos beligerantes mostraban diferentes visiones sobre cómo ordenar la situación política y social.

Cuando el conflicto comenzó en 1899 el poder estaba en manos de los conservadores y contra ellos empezaron a rebelarse los liberales en diferentes regiones del territorio, especialmente en la localidad de Santander, en la de Cauca y en lo que hoy en día es Panamá. Estas rebeliones tenían por objetivo terminar con el gobierno conservador de turno, sus políticas económicas y sociales.

Una dura lucha y consecuencias irreversibles

Tal como lo anuncia su nombre, esta guerra duró varios años y con ellos se llevó a un gran número de hombres combatientes que murieron en el conflicto. A medida que el tiempo avanzaba, también lo hacían los movimientos que desde diferentes partes del país buscaban terminar con el gobierno conservador. En algunos casos fueron campesinos aliados a sectores liberales los que actuaron.

La principal consecuencia de esta guerra fue la caída de los circuitos económicos y comerciales debido tanto a la desaparición de gran parte de la mano de obra como a la destrucción de los campos y de las materias primas. Los gastos económicos que esta guerra representó para el Estado llevaron mucho tiempo para ser recuperados. Al mismo tiempo, las deudas con los países centrales se mantuvieron y por lo tanto el pueblo colombiano se vio sumido en la pobreza. Finalmente, el partido conservador logró establecer su hegemonía y disolver a sus enemigos políticos.

Imágenes: Fotolia. Michaklootwijk - Matyas Rehak


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos