Importancia de la Independencia

Uno de los elementos que más influyen en la constitución de un país o de un territorio soberano es el hecho de ser o considerarse independientes de otras injerencias ajenas o externas. No todos los territorios del planeta pueden decirse independientes ya que aún hoy existen litigios sobre diferentes espacios. Sin embargo, la mayoría de los países de este mundo se establecen sobre la base de la idea de independencia como valor a lograr.

La independencia como condición elemental para construir una comunidad

Desde que los pueblos son pueblos y las civilizaciones se han ido edificando en diferentes partes del planeta ha existido una noción que es aquella que nos indica que para poder existir y subsistir, un pueblo debe ser gobernado independientemente de otros. En toda la historia esta idea ha sido la base de muchos e innumerables conflictos que supusieron la intención de un pueblo por dominar a otro y la consecuente lucha por mantenerse independientes del pueblo atacado.

Tanto imperios como colonias son términos políticos que nos hablan de una situación en la cual no existe o no se respeta la independencia y la libertad de quien es dominado por otro. Esto ha sido siempre normal entre diversos pueblos o civilizaciones y es recién en los últimos tiempos cuando se ha puesto de manifiesto la autodeterminación de los pueblos y su independencia de fuerzas externas como uno de los derechos humanos colectivos más importantes.

¿Puede existir un gobierno que no es independiente?

Además del debate ético y moral que existe respecto de la necesidad de los pueblos de ser independientes, también está la discusión mucho más pragmática que establece la idea de que un Estado no puede funcionar correctamente si sus instituciones no son libres o si dependen de agentes externos que tratan de influenciar en ellas. En este sentido, la independencia se vuelve algo mucho más difícil de delimitar ya que incluso cuando los pueblos son oficialmente libres pueden sufrir las injerencias de otros países o de situaciones que determinan su devenir político.

No es posible que exista un gobierno independiente si no se respetan internacionalmente las decisiones de sus gobernantes, si no se respetan sus fronteras o si se influye directa o indirectamente sobre sus prerrogativas.

La independencia no termina en la política

Si bien usualmente pensamos en la parte política cuando hablamos de independencia, la realidad nos muestra que es la independencia económica de un país lo que también influye en sus libertades y en la capacidad de tomar decisiones por y para ese pueblo que lo constituye.

Así, países endeudados o dependientes de potencias extranjeras, de alianzas con mercados comunes o englobados dentro del área de influencia de países más poderosos pueden ser independientes a nivel político pero no a nivel económico y esto tiene consecuencias muy oscuras para los pueblos ya que quedan en el medio de discusiones o tironeos de los gobiernos que más poder tienen.

Fotos: Fotolia. JackF - Aleksandar Mijatovic


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos