Importancia de la Industria Alimenticia

No hay dudas en lo que respecta a cuál ha sido históricamente para el ser humano la actividad económica más relevante y poderosa. Hablamos de la producción de alimentos. Mientras por muchos siglos el ser humano produjo sus alimentos de modo manual, es decir, obteniendo de la naturaleza los alimentos necesarios y transformándolos con sus propias manos en productos más complejos, en los últimos siglos la Humanidad ha desarrollado maquinarias que producen alimentos a gran velocidad y mucha mayor escala. Eso es la industria alimenticia y su importancia tiene que ver directamente con nuestra supervivencia.

La capacidad de producción llevada casi al infinito

Desde la Revolución Industrial (fenómeno histórico que tuvo lugar en Inglaterra a mediados del siglo XVIII) la historia de la Humanidad no volvería a ser la misma. Fue allí, en aquella época en la que el modo de producción conocido se transformó en algo absolutamente nuevo. Con las máquinas que permitieron fabricar telas, carbón, metales, y muchos otros productos a gran escala, también comenzó a desarrollarse la industria alimenticia. Esta industria tuvo por objetivo principal la producción de alimentos en gran cantidad y menor tiempo.

Las fábricas de alimentos conocieron un boom que fue el de poder contar con máquinas de gran complejidad que hacían el trabajo de muchas personas a mayor velocidad y con más precisión. Al tiempo se desarrollaron máquinas que tenían que ver con la higiene y la seguridad ya que se pudieron pasteurizar alimentos que antes se echaban a perder en menos tiempo y así nacen los alimentos duraderos como los conocemos hoy. Por último, las máquinas que envasan y empaquetan han acelerado el momento de cierre del producto para luego ser distribuido a todas partes.

Pros y contras de la única industria que nunca dejará de ser consumida

La industria alimenticia tiene a su favor que aquellos productos que se generan gracias a ella nunca dejarán de ser necesarios. Así, su importancia en las sociedades de todo el mundo es central. Los beneficios de este área económica además tienen que ver con que permite producir alimentos para mucha mayor cantidad de población, por lo cual lo que antes se hacía artesanalmente ahora abunda y puede alcanzar a más personas. Alimentos que antes pertenecían a ciertas elites pueden hoy ser consumidos masivamente.

Los contras de esta industria tienen que ver con que al ser la misma una de las más dinámicas, necesita de gran cantidad de recursos y controles, lo cual hace que se dañe el medio ambiente, que los procesos de producción no sean siempre higiénicos y saludables, que los desechos de tal producción puedan realmente dañar al planeta.

Imagen Fotolia: Mark Stay, Mzayyad

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos