Importancia de la Lectura

La lectura simboliza mucho más que trabajo, recreación o conocimiento. Es un derecho constituido en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a través del acceso a la educación primaria de manera obligatoria y gratuita para todas las personas. Eso significa saber lo básico para tener un mínimo de independencia en un mundo rodeado de palabras.

La importancia de la lectura se puede ver en las cosas cotidianas de cualquier persona. Saber interpretar lo que dice una señal de tránsito, leer los ingredientes de un producto, usar un cajero automático, leer el prospecto de un medicamento para saber cómo usarlo, leer una orden de trabajo o un pedido de compra. Sin estos conocimientos básicos, la persona se vuelve totalmente dependiente en varios aspectos, lo que influye en su calidad de vida tanto a nivel personal como profesional.

Imagina por un momento estar en un país cuyo idioma es completamente extraño para ti y encontrarte dependiente de otra persona para hacer algo como elegir la comida en un restaurante. Tienes que confiar en la honestidad y la paciencia del otro para leer todas las opciones del menú. Desafortunadamente, en la vida real, no saber leer te hace vulnerable a las estafas y la explotación, que es mucho más grave que omitir un plato del menú.

En el ámbito profesional, incluso en las profesiones más sencillas, esta capacidad es necesaria para el buen funcionamiento de un servicio. Su ausencia limita las ofertas de trabajo por las que una persona puede competir y, en consecuencia, condiciona sus ingresos y posibilidades de crecimiento. El analfabetismo a menudo está relacionado con el desempleo o con condiciones laborales indignas o explotadoras.

Según el país donde uno nació, la lectura puede considerarse un privilegio, ya que, según una encuesta realizada por la UNESCO en 2019, casi el 16% de los jóvenes y adultos mayores de 15 años en el mundo son analfabetos. Entre estos, la mayoría son mujeres.

Una vez clara la importancia de saber leer, sea cual sea el nivel educativo, enumeramos una serie de ventajas en las distintas etapas de nuestra vida.

La importancia de la lectura para bebés y niños en la primera infancia

Es muy común escuchar que el hábito de la lectura comienza en la infancia, sin embargo, la práctica de la lectura con los más pequeños conlleva una complejidad que va mucho más allá de fomentar su gusto e interés.

Cuando nos referimos a los bebés, que evidentemente aún no saben leer, el acto de manipular un libro desde los primeros meses de vida les ayuda a familiarizarse con las palabras, aún sin comprenderlas. No podemos olvidar que una letra es una representación que poco a poco se logra asociar a un sonido.

La lectura favorece el desarrollo de la inteligencia. Las sociedades pediátricas más prestigiosas del mundo, como la Academia Estadounidense de Pediatría, reconocen que el cerebro tiene su mayor expansión en los primeros años de vida y recomiendan que los padres o cuidadores lean a los niños desde que nacen. Esto, ayudará a crear conexiones neurológicas que favorezcan la inteligencia del bebé a través del desarrollo cognitivo, las habilidades del habla, la expansión del vocabulario y el poder de concentración.

La lectura también marca una de las primeras interacciones que se establecen entre el bebé y su cuidador, permitiendo la creación de vínculos afectivos que ayudan en el desarrollo de la inteligencia emocional, ya que, a través de la entonación de palabras, el bebé es capaz de comenzar a captar sentimientos y emociones.

Y no menos importante, la lectura crea momentos de alegría y diversión que estimulan la creatividad y la imaginación.

Existen otros beneficios además de los ya mencionados. La lectura ayuda en el proceso de aprendizaje, reflejándose positivamente en el rendimiento escolar ya que contribuye a mejorar el lenguaje oral (vocabulario) y escrito (a nivel gramatical y ortográfico). En el ámbito socioemocional, la lectura promueve en el niño un viaje de autoconocimiento en el mundo de las emociones (respecto de sí mismo y el otro) y estimula la empatía.

Entre los legados de la lectura en la infancia, encontramos base científica en dos estudios, uno de la Universidad de Cambridge (2013) y otro de la Universidad de Chicago (2014), con básicamente la misma conclusión: los niños que leen son más empáticos y generosos. Esto se debe a que a través de los libros se introduce al niño en una diversidad de lugares, situaciones y también en diferentes culturas y creaciones que le permiten comprender el punto de vista del otro. Literalmente, es un proceso que abre la mente.

La lectura en el éxito académico y profesional

En un mundo cada vez más competitivo, la formación académica es un diferencial para cualquier profesional. La lectura es fuente de conocimiento e información, y los alumnos con este hábito extraescolar, es decir, aquellos que van mucho más allá de la lista de libros obligatorios, ya sea por curiosidad o placer, suelen tener un rendimiento superior al de sus compañeros en literatura/ letras., ciencias y matemáticas ya que están desarrollando constantemente el razonamiento lógico y crítico. Esto se refleja en las calificaciones y, posteriormente, en el desempeño profesional.

En el campo profesional, se puede dividir en una búsqueda por ampliar conocimientos o una necesidad constante de mantener actualizada la información, lo cual es importante en varias áreas de trabajo. Un profesional de la bolsa necesita conocer día a día el movimiento del mercado local y/o internacional, mientras que un médico tiene que actualizarse constantemente sobre los avances en su área a través de artículos específicos para poder atender a sus pacientes de acuerdo con las recomendaciones vigentes. El hábito de la lectura también está directamente relacionado con los expertos con mayor actualización profesional, ya que la información está en constante cambio.

La lectura hace que una persona sea más elocuente y comunicativa, ya que facilita una conversación sobre diferentes temas y la confianza para hablar en su área de especialización correctamente. También, ayuda a desarrollar la interpretación de textos (y discursos) lo que permite dialogar y argumentar sobre el tema en discusión, ya que es necesario comprender la idea que se transmite. Saber comunicar con claridad y eficacia pone al profesional en el punto de mira.

Las personas que leen regularmente tienen una excelente capacidad de concentración. Enfocarse en una actividad hace que esta fluya de manera efectiva y con resultados más rápidos y satisfactorios.

La realidad varía según el ángulo que usemos para interpretarla y los buenos lectores tienen la capacidad de evaluar diferentes ángulos y reflexionar profundamente sobre el tema en busca de una resolución.

La creatividad, otro de los beneficios para los lectores, es muy bienvenida para cualquier profesional ya que es necesaria para saber afrontar las distintas situaciones que se pueden presentar en el día a día.

Los beneficios de la lectura en la salud

El cerebro es un órgano que, al igual que los músculos, necesita estimulación constante para mantenerse activo. Sin embargo, sus ejercicios se realizan con lecturas y actividades que obligan a pensar, es decir, que obligan a la corteza cerebral a enviar impulsos nerviosos que estimulan nuestra memoria, pensamientos, entre otros. Cuantos más impulsos, más fuerte se vuelve nuestro cerebro y toda esta actividad realizada a través de la lectura trae beneficios a corto y largo plazo.

Para empezar con algo “inmediato” un estudio de la Universidad de Sussex realizado en 2009 concluyó que menos de 10 minutos de lectura son suficientes para reducir los niveles de estrés de una persona hasta en un 68%. Sumergirte en un libro interesante es una forma rápida y económica de relajarte, especialmente antes de dormir, ya que puede ayudar a nuestro cerebro a tener un sueño más profundo y, en consecuencia, más reparador.

Otro beneficio es una mejora en la memoria. El acto de leer nos da más tiempo para pensar, es decir, le da tiempo a nuestro cerebro para absorber y procesar esta nueva información a través de una red compleja que involucra partes del sistema nervioso vinculadas al aprendizaje, la visión y el lenguaje de modo de, finalmente, almacenarse en las neuronas.

Pensando hacia el futuro, la lectura frecuente se relaciona con una mejor esperanza de vida. Esto se debe a que varios estudios relacionan la lectura con la prevención de enfermedades neurodegenerativas como la demencia y el alzheimer.

Cómo cultivar el hábito de la lectura

Ejemplos para bebes

- Elegir libros con imágenes grandes-coloridas y poco texto
La capacidad de atención varía en cada etapa, por lo que es importante que el libro sea apropiado para la edad.

- Mantener el libro en su campo de visión
Dejar que el bebé lo manipule a su manera o colocarlo cerca de él mientras lee.

- Hacer que este momento sea divertido.
Crear diferentes voces según la situación o la emoción del personaje, utilizar títeres o peluches, hacer mímica, todo como un gran juego.

- Señalar y contar
Señalar personajes y objetos y reproducir su sonido o función

- Repetir el libro varias veces.
Los bebés necesitan repetición para absorber mejor el contenido.

- Hablar despacio
Hacer énfasis en las palabras clave de cada historia. Los bebés entienden mejor cuando hablamos más despacio

- Crear una rutina
Elija un momento, como la hora de acostarse, o un momento en el que siempre jueguen juntos para leer. Pero recuerda, no siempre estará dispuesto, así que debo respetar el momento del bebé.

Ejemplos para los niños

- Elegir libros apropiados para su edad
A partir de cierta edad los niños empiezan a mostrar su gusto por determinados temas y un libro centrado en ello puede agudizar su interés.

- Introducir diferentes géneros de literatura.
Esta es una oportunidad para expandir gradualmente los horizontes culturales de su hijo.

- Montar un rincón de lectura
Seleccionar un lugar bien iluminado, coloque una librería baja, libros al alcance, cojines, tal vez incluso una tienda de campaña. Todo para que este sea tu rincón para leer y soñar

- Estar presente para acompañar y compartir la experiencia
Incluso los niños que ya saben leer valoran estar con sus padres o cuidadores en un momento dado. Además de placentero, sirve de ejemplo.

- Hablar sobre el libro.
Interactuar al final de la lectura: ¿cuál es el tema? ¿Qué aprendimos? ¿Qué te gustó más? Esto estimulará el pensamiento crítico del niño desde una edad temprana así como su capacidad de comprensión y también permitirá una explicación más ligera y lúdica de temas más complejos como el bullying o los sentimientos.

- Visita librerías
Cuando sea posible, llevar al niño a una librería para que se haga una idea de la variedad de cuentos y géneros que existen y, si es posible, que elija un libro. Muestre que los libros también son buenos regalos.

Ejemplos para los adultos

- Encontrar lo que atrae a uno: Ya sea un libro o una revista/periódico cuyo estilo o tema te interese. Siempre es más fácil empezar con lo que nos gusta.

- Reservar un espacio de tiempo: Dedicar un descanso de al menos 10 minutos para practicar la lectura. Este tiempo puede ser mayor o menor, e incluso marcado con días intercalados, determinándolo según la disponibilidad y en el horario que más convenga, puede ser en el desayuno para empezar bien el día o a la hora de dormir para relajarse.

- Crear metas: Leer un libro al mes, 5 páginas al día, 1 artículo a la semana. Las metas nos ayudan a centrarnos en el objetivo.

- Evitar distracciones: Olvida el celular, apagar la televisión o la radio y concentrarse en la lectura. Siempre que sea posible, buscar un lugar tranquilo y agradable, preferiblemente solo o con personas que no interrumpan.

 

Relacionado

Comentarios

  • Stephanie Andrea blanco Moreno Ago., 2022

    Nosotros los seres humanos ya no leemos lectura ¿porque? Los teléfonos nos quitan el tiempo y la araganencia de estar con el teléfono nos quita el tiempo y si no tuviéramos teléfonos fueramos mas inteligentes ahora hasta para buscar alguna tarea decimos gloogle no hacemos el esfuerzo de buscar en libros


Su comentario debe expresar una opinión/crítica del tema, para sumar valor. Los comentarios son moderados, y su email nunca se compartirá. Gracias.

 

Recomendamos