Importancia de las Lenguas Muertas

La capacidad lingüística del ser humano como ser vivo es sin duda alguna uno de los elementos que lo ha diferenciado desde el comienzo de la historia de los restantes seres vivos. La posibilidad de establecer un lenguaje sistematizado, con reglas y un funcionamiento determinado ha ampliado la capacidad de nuestro cerebro y contribuye en miles de aspectos a nuestra vida cotidiana. En ese sentido, la historia de la Humanidad ha presenciado el desarrollo de numerosos lenguajes, algunos ya extintos que sin embargo han servido de base para las lenguas actuales.

La extinción de las lenguas antiguas

A lo largo de la historia los grupos o sociedades humanas han desarrollado diferentes lenguas que tuvieron que ver principalmente con la capacidad de construir un sistema más o menos complejo de comunicación. También elementos como el medio en el que se vivía contribuyeron a dar forma a esas lenguas. Muchas de ellas, aquellas que existían en la Antigüedad, son consideradas hoy lenguas muertas. Esto quiere decir que ya no nacen en el planeta personas que tengan a ninguna de esas lenguas como lengua madre porque ya no se transmite de humano a humano, aunque sí se pueden aprender.

Las lenguas muertas son, entre otras, el latín, el elamita, el hitita, el acadio, el griego antiguo, el egipcio clásico, el chino clásico, el sánscrito antiguo. Todas ellas pertenecieron a pueblos de la Antigüedad y aunque fueron tal vez muy importantes y habladas por una gran cantidad de personas en aquella época, la evolución del lenguaje hizo que perdieran forma, que se transformaran en una lengua nueva (como ocurre con las lenguas derivadas del latín), que desaparecieran incluso.

Las lenguas no son eternas pero sí pueden ser guardadas como acervo cultural de la Humanidad

Para comprender la importancia de las lenguas muertas debemos tener en claro que todas las formas de lenguaje tienen una vida que puede ir desgastándose con el tiempo. Los idiomas que conocemos hoy en día no son iguales a los que se usaban tan sólo hace cinco siglos atrás y probablemente sigan evolucionando o incluso desapareciendo. La desaparición de las lenguas puede deberse a muchas causas: la imposición de nuevos lenguajes a través de la fuerza cuando un pueblo conquista al otro, la aniquilación del pueblo en sí, la complejidad del idioma que no lo hace fácilmente transmitible a otros, etc.

En cualquiera de los casos, las lenguas muertas son hoy en día consideradas un elemento central para comprender la evolución de la Humanidad, por eso es importante conservarlas como se conservan pinturas, obras de arte y todo tipo de creaciones culturales.

Imagen Fotolia: Konstantin Kulikov, pzAxe

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos