Importancia de la Libertad de Expresión

liberta-de-expresionLa libertad de expresión es uno de los pilares más importantes de la democracia; y es que sin esta libertad, no podemos hablar de un país democrático. Esto es debido a que la libertad de expresión es la principal herramienta para que todos los grupos sociales integrantes en una sociedad puedan dar su opinión y debatir sobre determinados temas de interés general, tales como temas jurídicos, sociales y políticos. Una medida para que se escuche a todos por igual y que se tenga en cuenta cuáles son sus demandas.

Sin libertad de expresión el pueblo queda reprimido, indefenso ante las decisiones de un gobierno autoritario. Así, si se coacciona o se prohíbe la libertad de expresión, lo más probable es que una sociedad explote y termine en una revolución. Pues al no escuchar lo que los ciudadanos tienen que decir y decidir por ellos de forma unilateral, el malestar irá creciendo hasta crear una situación insostenible.

En este punto anterior debemos recordar si la característica principal de una democracia es la libertad de expresión, la característica de una dictadura es la falta de la misma. Situaciones políticas en las que hablar abiertamente sobre nuestras opiniones puede perjudicarnos enormemente.

Cabe destacar que la libertad de expresión forma parte de los conocidos como Derechos Humanos, estando recogida en la Declaración Universal desde 1948. Aun así, desgraciadamente no en todos los países del mundo se da; y es que en muchos lugares, intentar tener libertad de expresión puede terminar en cárcel, en el mejor de los casos.

Los principales enemigos de la libertad de expresión son por ejemplo la censura, tanto de opiniones a título personal como la difusión de cualquier artículo periodístico; y es que hay que destacar que la libertad de prensa está estrechamente relacionada con la libertad de expresión.

Si bien es cierto que la libertad de expresión es un derecho, hay que tener en cuenta que en determinados momentos debemos usarlo con mucho cuidado. Podemos así, amparados en nuestra libertad de expresión, acudir a la prensa para destapar un caso de corrupción. No obstante, debemos saber que para acusar a alguien tenemos que contar con las pruebas suficientes; pues además de libertad de expresión también existe una cosa llamada responsabilidad ulterior.

Esta responsabilidad ulterior nos hará responsables de todo lo que digamos, tanto si son difamaciones o acusaciones falsas. En estos casos, la libertad de expresión puede costarnos cara y terminar en una multa económica bastante grande, por atentar contra reputación de una persona, más si esta persona es un cargo público y vive de su imagen.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos