Importancia del Libre Mercado

Desde la Edad Moderna comienza a definirse una idea que ha marcado a las sociedades de todo el mundo en gran modo: estamos hablando de la idea de libre mercado, de un comercio libre y de una economía determinada por la misma acción económica. Si bien el concepto se considera que nace con el pensador británico Adam Smith, el mismo se logró consolidar hacia el siglo XIX como una de las ideologías políticas y económicas más significativas.

El mercantilismo como antecesor del libre mercado y su propuesta económica

En la Francia del siglo XVII surgió la idea de que la riqueza de las naciones era la posibilidad que tenía cada país de enriquecerse en base a la compra y venta de diferentes tipos de productos, especialmente metales preciosos como oro y plata. Este tipo de ideología económica se dio en el marco de la explotación masiva de las colonias americanas y sirvió como base para establecer una ideología en la cual la libertad del comercio fuera necesaria para que cada país se convirtiera en una potencia pujante.

Más adelante, cerca de fines del siglo XVIII Adam Smith publicó su texto "La riqueza de las naciones" en el que justamente señalaba la importancia para un territorio soberano de contar con una economía dinámica que pudiera imponerse a las demás y que dependiera básicamente de la regulación misma del mercado. El libre mercado supone entonces que un gobierno no debe intervenir en decisiones económicas ya que las mismas deben estar libradas a los movimientos propios del mercado internacional.

La consolidación de una idea burguesa que existe hasta el día de hoy

No hay ninguna duda de que el evento histórico que termina de catapultar al concepto de libre mercado al éxito fue la Revolución Francesa, también entendida como la revolución burguesa. En ella se defendió (además de la libertad y otros derechos) la propiedad privada como símbolo de una sociedad pujante. Así, en el siglo XIX los países de Europa occidental y Estados Unidos comenzaron a conquistar el planeta estableciendo un complejo pero aceitado circuito comercial en el que el libre mercado era esencial.

La importancia de este tipo de ideología económica tuvo que ver con la defensa de lo que se entendía como una necesidad o incluso un derecho básico: la posibilidad de enriquecerse individualmente sin que fuerzas colectivas o superiores al individuo (el Estado por ejemplo) pudieran intervenir controlando, imponiendo regulaciones, obligando a pagar impuestos o tasas, etc.

Imágenes: Fotolia. absent84 - rms164


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos