Importancia de la Lucha Contra la Discriminación

En un mundo cada vez más conflictivo y donde no hay lugar para posiciones intermedias, muchas veces es difícil llevar un mensaje de paz y de convivencia a las diferentes sociedades del planeta. Tanto conflictos internos como conflictos externos afectan a la paz y hacen que el miedo y la xenofobia resurjan con mucha fuerza. Es por eso que siempre es importante la lucha contra la discriminación, responsabilidad de todos los que habitamos este mundo.

Convivir con extraños

La discriminación es un fenómeno que siempre ha existido y que es parte esencial de la vida en sociedad. Es incluso visible en algunas comunidades animales donde a los especímenes con determinadas características se los abandona o aisla. En el caso del ser humano, siempre ha habido justificaciones para que se ejerzan diferentes tipos de discriminación: por raza o etnia, por religión, por enfermedad o discapacidad, por condiciones socioeconómicas, por rasgos físicos, por formas de vestir, por género o por edad.

En cualquiera de los casos, la discriminación hace que uno sienta su vida como un infierno donde cualquiera de los que lo rodean puede agredirlo o poner su vida en peligro. La lucha contra la discriminación termina siendo esencial para asegurar a todos una buena calidad de vida.

El peligro de la discriminación

Partamos del hecho de entender que discriminar no es necesariamente un término negativo. En sí mismo significa separar, organizar o clasificar. Esto, aplicado a la realidad humana, puede fácilmente convertirse en un problema porque supone que las personas se pueden dividir de acuerdo a diversas características y con la complejidad que nuestra vida lleva a cuestas es casi inmediato el acto mediante el cual un grupo de personas, al sentirse diferentes de otras, actúan con miedo, agresión, violencia o indiferencia.

La discriminación ha generado las matanzas y tragedias más cruentas de la historia, ya sea por persecuciones, abusos, sometimiento o hasta genocidios que se han basado en la absurda idea de que tal pueblo o comunidad debía desaparecer de la faz de la Tierra. La discriminación, sin embargo, también puede ser invisible y llevarse a cabo dentro de una misma comunidad con actitudes muy simples que a veces incluso pasan desapercibidas o se dan por sentado y nadie discute.

Luchar contra estas agresiones es responsabilidad de todos

Las sociedades humanas están todas compuestas por personas iguales de valiosas, libres y a respetar. En este sentido, pelear contra actitudes que puedan ser agresivas, despectivas o denigrantes hacia los miembros de nuestra comunidad o de alguna otra de la cual no seamos necesariamente parte es algo que todos debemos hacer, caso contrario podemos ser entendidos como cómplices de las actitudes criticables.

Discriminar a una persona por su nacionalidad u origen, su condición de vida, su cuerpo o su género, su edad, sus conocimientos, su religión o cultura, son todos actos que deben ser repudiados y que hablan de la bajeza o crueldad de alguien que todavía no se ha adaptado a la idea de que todos en esta vida somos iguales.

Imágenes: iStock. Alejandro Rivera - Bastiaan Slabbers


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos